Abuelitos 2.0: La tecnología los atrapa

Abuelitos 2.0: La tecnología los atrapa

Autores: Lorena Mayor Briceño | Juan Camilo Hurtado.

Facultad de Humanidades y Artes

En los años cincuentas y sesentas, la vida cotidiana no estaba dominada por la tecnología. Todo se movía a un ritmo mucho más lento y las tareas normales como estudiar, comunicarse con alguien o llamar por teléfono, no despertaban el frenesí de hoy.

Definitivamente hoy, en el mundo, la tecnología es para todos. 

Un estudiante tenía que ir hasta la biblioteca y hacer una investigación exhaustiva y leer muchísimos libros, para encontrar la información específica que necesitara. Por otro lado, para enviar mensajes de manera urgente se usaban los telegramas, puesto que una carta duraba días en llegar a su destino. Y ni pensar en hacer una llamada telefónica, debido a que no todas las familias tenían acceso a este servicio y, además, era muy costoso. 

Al llegar la era de la tecnología, la comunicación se simplificó y facilitó la vida de las personas, debido a que fueron optimizados los sistemas obsoletos, en áreas como la industria, las comunicaciones y la medicina. Con la aparición del Internet, la inmediatez en las comunicaciones cambió el curso de las cosas, se acortaron las distancias y las investigaciones quedaron a un clic. 

La tecnología llegó como una onda expansiva, avasallando más que todo las mentes de las nuevas generaciones que nacieron durante esta era, conocidas como ‘nativos digitales’. Estos jóvenes saben manejar los equipos y dispositivos móviles inteligentes intuitivamente, como si tuvieran dicha información metida en sus cuerpos como un chip. 

Anteriormente uno no podía hablar tan fácil con alguien, tocaba esperar una razón y ahorita el celular es muy importante  

Aunque esta era es fácil para los jóvenes de hoy, también ha ido influenciando poco a poco a las generaciones de los años cincuenta y sesenta, cuyos integrantes no han querido quedarse detenidos en el tiempo; por el contrario, han buscado aprender a manejar los equipos necesarios para incursionar en las nuevas tecnologías. Este es el caso de Carlos Adolfo Peña, caleño de 75 años, y de Blanca Lilia Jaramillo, oriunda del municipio de Restrepo, de 73 años, quienes están atrapados por ellas. 

Hace tres años Blanca Lilia ingresó al SENA a aprender a utilizar el computador. 

Abuelito tecnológico 

Desde el año 90, Carlos Adolfo empezó a utilizar los programas tecnológicos de la empresa en donde laboraba; su función en ese lugar era programar el tiempo de trabajo y la maquinaria para los subalternos. 

“Por mi vocación, se me ha facilitado usar la tecnología moderna, pero claro que hay cosas que todavía no conozco” explica Peña. 

Comenta que, gracias a estos avances, las familias hoy en día están más unidas: “hay programas como Skype, con el que uno se comunica con los familiares que viven en el extranjero y eso me parece muy bueno”. 

Un computador de escritorio, una Tablet y por supuesto un Smartphone no pueden faltar en la habitación de este amante de la vida cibernética, quien añade que antes, todas las mañanas compraba el periódico, pero ahora, con la gran variedad de aplicaciones que existen en estos equipos, se ahorra ‘una plática’. 

“Me gusta ser parte de esta familia tecnológica, me identifico mucho con todo esto, porque me ha permitido descubrir culturas de otras naciones que ni en sueños podría conocer”, afirma Peña al referirse a la influencia de esta evolución en la comunicación. 

Abuelita moderna 

Para la restrepeña Blanca Lilia Jaramillo, el celular y el computador son muy necesarios para comunicarse “porque anteriormente, uno no podía hablar tan fácil con alguien, tocaba esperar una razón y ahorita el celular es muy importante por eso”. A medida que fueron apareciendo estos aparatos en su vida, sintió interés en aprender a usarlos y -poniendo de su parte-lo logró. 

La tecnología ha contribuido al desarrollo de la sociedad, que ha avanzado en conocimiento y comodidad, sin embargo, ella ve que hay un distanciamiento en los jóvenes que permanecen “metidos en eso” y por esta razón, se ha visto afectada la unión familiar. 

Aunque por su edad, podría decirse que para ella todo tiempo pasado fue mejor, su adaptación a este nuevo mundo ha sido positiva, por las facilidades del mundo moderno. “Antes se lavaba a mano, ahora existe la lavadora, antes tocaba moler la carne, ahora viene todo listo”, concluye Blanca Lilia. 

La tecnología no es solo para los jóvenes 

Así como para Carlos Adolfo Peña y Blanca Lilia Jaramillo, hay una gran cantidad de abuelitos tecnológicos que se han ido adaptando a esta era. Por esta razón, los empresarios se preocupan por el bienestar y la comodidad de los adultos mayores y han generado productos, como el bastón del futuro, presentado en el año 2013 en Barcelona en el Mobile World Congress. Es un aparato que viene con GPS, con la finalidad de guiar y llevar un control de los movimientos de las personas de la tercera edad; además, incorpora un sensor en su agarre, con el que se pueden medir la presión arterial y los latidos del corazón. 

Definitivamente hoy, en el mundo, la tecnología es para todos. 

 

Al llegar la era de la tecnología, la comunicación se simplificó y facilitó la vida de las personas.

Escucha La Radio USC

Otros recomendados…

Claudia la Presidenta

Claudia la Presidenta

Claudia La Presidenta Autor:  Pedro Pablo AguileraClaudia Sheinbaum Pardo ya tiene un lugar en la historia de México al ser la primera mujer en ocupar el cargo como Presidente de México. Y eso no es poca cosa en un país que se  mueve entre el machismo desbordado y el...

read more
Jardineros en la niebla

Jardineros en la niebla

Jardineros en la nieblaUna gigante de la naturaleza camina con sigilo. No es tierno como la cría de un oso de anteojos, ni colorido como el pato de los torrentes. Ella, en cambio, es extraña, solitaria y tan noble que parece no tener miedo alguno a la peligrosa...

read more

Alfabetización Tecnológica con Sentido Social

Actualmente, la tecnología y la informática han invadido el mundo globalizado, van a un ritmo continuo de la información, los cambios mundiales han sido vertiginosos y presenciamos un momento histórico en que la alfabetización ha tomado diversas formas y nuevas dimensiones. 


De ahí que, la tecnología y la informática son los referentes utilizados para la difusión de la información, la comunicación y la formación.

Al incorporar sus usos en los contextos educativo, político, económico y social, cultural, científico y tecnológico han cambiado las prácticas laborales de cualquier índole, creando nuevos ambientes sociales, laborales, de ocio, estilos de vida y de formas de participación social-redes sociales-, y las perspectivas de pensamiento, facilitando la inclusión social.

Por consiguiente, las ciencias aplicadas de la información y la comunicación están viabilizando las construcciones de nuevas culturas, redes sociales como nuevas formas de relacionarse. El uso significativo de las tecnologías favorece el don de la ubicuidad del aprendizaje -educación permanente- formación continua- manipulación de objetos- en diferentes ámbitos educativos donde se incorpora como medio facilitador de enseñar y aprender.

Dentro del modelo social predominante para superar la brecha digital existente en la incorporación de las nuevas tecnologías, para alcanzar la democratización del aprendizaje y lograr aprovecharlas al máximo, se requiere la implementación de una alfabetización tecnológica entendida como la capacitación no solo instrumental, sino como la adquisición de las competencias necesarias para la utilización didáctica de las tecnologías y el acceso al conocimiento. Por consiguiente, se logrará permear los diferentes escenarios educativos, culturales, laborales, económicos, políticos con eficiencia y eficacia.  

Realizar acciones cualificadas para una alfabetización tecnológica y científica permitirá el diseño de materiales curriculares que den cuenta de la aplicación de los enfoques de aprendizaje y desarrollo de los atributos del pensamiento tecnológico, referente constitutivo de una visión más amplia y significativa de lo que es la tecnología en los diferentes escenarios. Es decir, busca conducir a la sociedad en su conjunto, desde un estado de consumidores pasivos, a otro donde se logre la interiorización de la tecnología como una herramienta para potenciar sus capacidades individuales, haciéndoles consciente del poder y la responsabilidad que son otorgadas a partir del uso y manejos de estas herramientas y el impacto que pueden tener al interior de sus comunidades.

Razones por las cuales, la alfabetización tecnológica y científica en su aplicación e interpretación permiten consolidar las diferentes disertaciones transmitidas a través de cualquier medio o situación que inciten al análisis de hechos o fenómenos para la resolución de problemáticas sociales que permitan desarrollar, crear y transformar en la praxis la cultura inmediata.

Asimismo, conducentes al desarrollo de las capacidades personales y sociales que se derivan de ello, flexibilidad, responsabilidad, ética, pensamiento filosófico y autonomía con impacto social.            

Por tanto, un ciudadano alfabetizado tecnológicamente es aquel que asume el reto de llegar a ser un usuario crítico, responsable y ético que utiliza un proceso mental con ciertas particularidades para alcanzar fines productivos.

Por: Carlos Alberto Quintero docente Departamento de Humanidades

Celular: ¿prenda de vestir o esclavitud?

El teléfono celular es un dispositivo que cada vez añadimos más a nuestro diario vivir. Forma parte de nuestros implementos de vestuario como la camiseta, el jean, los zapatos, el bolso o billetera. Pero ¿Por qué se ha generado todo esto?


Por: Camilo Quiroz y Redacción Utópicos

El mundo gira en torno a estos dispositivos. Por su facilidad de alcance y comunicación, se usa para estudiar, chatear, frecuentar las propias redes sociales o visitar algún sitio web interactivo y también como medio de distracción. También se utiliza todo el tiempo para estar al tanto de la tecnología.

Por su utilidad ha sido acogido de forma muy positiva, pero no se aprecia el daño que también puede causar. Los tiempos que un ser humano dedica a otros asuntos están cada vez más modificados o adaptados a la tecnología. ¿Por qué? Porque esta nueva era genera cada vez más adicción, tanto es así que el tiempo libre ya no es igual al de hace unos años.

Espacios como compartir -como plan entre amigos o familias- un partido de fútbol, una cena, un paseo, un almuerzo, un café para charlar, se ven afectados o han tendido a desaparecer. “Alejandra Isaza, estudiante de comunicación de la Universidad Santiago de Cali, manifiesta: “no puedo vivir sin mi celular” y que cuando sale sin él, es como si le faltara “alguna parte de su ser”. ¿Será esclava de su celular?”


La NOMOFOBIA es considerada como el miedo a estar lejos del celular. Proviene de los vocablos en inglés no-mobile-phone phobia (fobia a no tener teléfono móvil) Sus síntomas son ansiedad, dolor de cabeza o estómago, taquicardia y diferentes tipos de temores.

Algunos ejemplos son:

  • Sentir que le están hablando: cree que vibró el celular, el usuario verifica y no fue así.
  • A perder la conexión, a dejar el teléfono móvil en la casa cuando se sale, a que se acabe la batería sin que sea posible cargarla.

¿Qué hacer ante la sospecha de padecer nomofobia?

Lo primero es tratar de modificar ciertos hábitos, como apagar el celular por las noches o durante las comidas. También, apuntar los síntomas ante cambios de humor. Y si se verifica que hay una constante de ansiedad o cambios físicos, consultar de inmediato a un especialista en psicología.