Luz, cámara…silencio: el cierre forzado de un cine al aire libre

Luz, cámara… silencio  
El cierre forzado de un cine al aire libre   

Autoras: Geraldine Herrera |Ornella Bejarano |Camila Torres.

Facultad de Humanidades y Artes

En el corazón del centro de Cali, entre ceibas y el séptimo arte, el cine al aire libre CineQuanon se levantaba como un faro de esperanza y cultura. Durante años, este espacio único ofreció funciones semanales, convirtiéndose en un punto de encuentro para la comunidad y una ventana hacia el mundo del cine. 

“Quiero que quede claro que siempre fue una actividad sin ánimo de lucro y que fue clave para lo que hoy estoy haciendo, que se basa en salvar esta especie de árboles”.

Este santuario cinematográfico no era solo un lugar de entretenimiento, era una manifestación de solidaridad y compromiso con aquellos que menos tienen. Cada proyección era un acto de resistencia cultural, llevando películas de calidad al barrio San Nicolás, un sector que a menudo se ve excluido de otras formas de entretenimiento. “Pienso que CineQuanon no comenzó recientemente, era un proyecto que viene desde la infancia, desde que nos reunimos con Paul en el 98 en la Nueva Floresta a ver películas y Dragón Ball con varios niños”, comentó Leandro Pérez, amigo del creador, Paul Almeida. 

Sin embargo, la triste realidad de la inseguridad que asechaba el área finalmente alcanzó a CineQuanon; los incidentes violentos se volvieron más frecuentes, poniendo en peligro la seguridad, tanto de los espectadores como del personal del cine. “Una persona malintencionada y agalluda dañó el telón con el que cada semana presentábamos las películas”, comentó Almeida. A pesar de los esfuerzos por mantenerse en pie, el riesgo se volvió demasiado grande y el teatro se vio obligado a cerrar. 

Además del entretenimiento accesible para todos, también promovía la conciencia ambiental y la conexión con la naturaleza. El espacio de proyecciones incluía una huerta alrededor de dos ceibas, mobiliario urbano, una tarima y un telón retráctil para proyecciones. Se destacaba también un ‘Food Truck’, que vendía comida rápida y a su vez cumplía la función de recolectar y almacenar agua de lluvia, promoviendo así la cosecha de agua y la sostenibilidad ambiental en la comunidad.  

Salvar las ceibas 

El proyecto CineQuanon nació en el 2019, a raíz de una situación que estaba sucediendo con los árboles notables de la ciudad: Las ceibas pentandras iban a ser taladradas y removidas del lugar, porque estaban afectadas gravemente por la invasión de alrededor de 6.500 gusanos orugas. La autoridad ambiental, el DAGMA, combatió la plaga, pero pretendía talar las ceibas, Al crearse este espacio cinematográfico al aire libre junto a los árboles, la comunidad acogió a CineQuanon como un aliado en pro de la naturaleza y el séptimo arte.  

“Quiero que quede claro que siempre fue una actividad sin ánimo de lucro y que fue clave para lo que hoy estoy haciendo, que se basa en salvar esta especie de árboles”, añadió Almeida.  

Este lamentable hecho deja un vacío palpable en la comunidad. Más allá de ser simplemente un lugar para ver películas, era un refugio, un espacio seguro donde la comunidad podía reunirse y compartir experiencias. La pérdida de CineQuanon no solo representa el fin de un espacio cultural, sino también el fracaso de la sociedad en proteger y valorar las joyas culturales que florecen incluso en los entornos más desfavorecidos.  

Su legado perdurará en la memoria de aquellos que alguna vez disfrutaron de sus proyecciones bajo las estrellas; “para mí fue muy especial compartir con mis amigos este espacio diferente de cine callejero entre ese par de abuelas hermosas, las ceibas”, compartió Lina Alonso, visitante del proyecto. 

Su cierre es un recordatorio de la importancia de luchar por la seguridad y el bienestar de todas las comunidades, sin importar su estatus socioeconómico. Su historia sirve como inspiración para nuevas iniciativas que busquen llevar el cine y la cultura a todos los rincones de nuestra ciudad.  

La pérdida de CineQuanon no solo representa el fin de un espacio cultural, sino también el fracaso de la sociedad en proteger y valorar las joyas culturales que florecen incluso en los entornos más desfavorecidos”.

Escucha La Radio USC

Otros recomendados…

Claudia la Presidenta

Claudia la Presidenta

Claudia La Presidenta Autor:  Pedro Pablo AguileraClaudia Sheinbaum Pardo ya tiene un lugar en la historia de México al ser la primera mujer en ocupar el cargo como Presidente de México. Y eso no es poca cosa en un país que se  mueve entre el machismo desbordado y el...

read more
Jardineros en la niebla

Jardineros en la niebla

Jardineros en la nieblaUna gigante de la naturaleza camina con sigilo. No es tierno como la cría de un oso de anteojos, ni colorido como el pato de los torrentes. Ella, en cambio, es extraña, solitaria y tan noble que parece no tener miedo alguno a la peligrosa...

read more
 El lenguaje del amor   

 El lenguaje del amor   

El lenguaje del amor   Una familia sordomuda desafía las barreras lingüísticas con afecto, ingenio y determinación.  “En la primaria, mi mamá acostumbraba a preguntarles a los maestros sobre mi rendimiento académico; un día, una de las docentes, al ver las señas que...

read more

17 versión de la Videomaratónika

Pronto

Videomaratónika

Cali, CO

Abril 26/30
USC Pampalinda
Calle 5ta 62 – 00

Day(s)

:

Hour(s)

:

Minute(s)

:

Second(s)

$1’000.000 en premios y otras sorpresas

Abril 23

Cali, CO

Abril 26/30

Cali, CO

   FILM

cortos de ficción

La Videomaratónika es una actividad extracurricular de la Facultad de Humanidades y Artes de la USC. Este evento busca que varios grupos conformados por estudiantes puedan desarrollar competencias en la realización de cortos de ficción. Videomaratónika es 72 horas salvajes de desvelo donde varios equipos deben escribir, rodar y editar una historia de ficción, basándose en una sinopsis entregada por la organización del concurso.

Información: marisol.jordan00@usc.edu.co

Contar historias: Conversación con Mauricio Pulido.

Contar historias: Conversación con Mauricio Pulido.

Autor: Keyla Ramos | Natalia Sánchez

Facultad de Humanidades y Artes

Mauricio Pulido, guionista y script colombiano.

Mauricio Pulido (40 años) es un guionista y script caleño. Actualmente trabaja como analista de contenidos en proyectos audiovisuales para distintas productoras y se desempeña como docente en universidades del país desde hace 18 años; además, da talleres y semanarios de escritura de guiones a nivel internacional.

Mi generación y las de un poco más atrás eran de alimentarse de la oralidad de la gente al contar historias de lo que pasaba en la calle. Siempre ha llamado mi atención lo que no es tan evidente, lo que está tras escena y es así como llegó ese interés por contar historias.

¿Cómo inició su pasión por el mundo audiovisual?

De niño yo era pésimo para los números y para reemplazar esa falencia me gustaba escribir. Algo que me marcó fue cuando murió mi abuelo y desde una ventana, lo vi ascender. Yo tendría unos siete años y narré muy bien lo que viví en ese momento. Mi generación y las de un poco más atrás eran de alimentarse de la oralidad de la gente al contar historias de lo que pasaba en la calle. Siempre ha llamado mi atención lo que no es tan evidente, lo que está tras escena y es así como llegó ese interés por contar historias.

¿Qué labor desempeña generalmente cuando participa en una producción?

Llegan propuestas a las casas productoras, guiones para series o películas que se entregan a los analistas de contenidos o lectores profesionales para que hagan observaciones. Lo que llevo haciendo por años no lo hace mucha gente, son labores de estructura, estética y dramaturgia; no se trata de juzgar si un guion es bueno o malo, es revisar la estructura, el ritmo, la coherencia; que el conflicto propuesto se mantenga, ver que el argumento tenga peso, que la premisa no se pierda y el guion sea consistente.

 ¿Cuáles han sido los proyectos audiovisuales en los que ha participado y que considera especialmente significativos para usted?

Yo entro a la parte preliminar, la del texto, después de eso viene un camino largo hasta que se hace la producción. En las asesorías de películas en desarrollo, he participado en un proyecto del Cenepa, que es una coproducción con Telemundo, otras producciones que por el momento son guiones han obtenido fondos estatales, incluso algunos proyectos han estado en Ventana Sur en Argentina, en laboratorios de Canes, México y aquí en Colombia. 

¿Cómo aborda la investigación y la creación de personajes para sus guiones?

Los personajes tienen diferentes orígenes y en mi caso son una cocción de muchas cosas, yo les llamo los ‘Frankenstein’. El personaje se va construyendo en su propio universo con sus propias situaciones. Casi siempre son personas que conozco, he escuchado o conversado con ellas. Por ejemplo, en su familia casi siempre hay alguien cinematográfico que se sale del canon normal. También, la lectura alimenta la creación de buenos personajes y una buena historia necesita buenos personajes, mejor dicho, lo son todo.

 ¿Cuál es su tema preferido y cuál cree que es el más desafiante de abordar en los proyectos audiovisuales?

Me gusta el terror, la fantasía, pero mucho más la comedia negra. Lo más difícil es escribir una buena comedia. El director pone mucho para acentuar un género, no todos pueden dirigir cualquier cosa. todo lo que sea género tiene un compromiso, debe cumplir con su objetivo. Si se tiene un guion de terror, pues habrá que buscarse alguien que le pegue al género, aunque es algo muy de Hollywood. Aquí en Colombia, el director es el mismo guionista, productor, actor y si es posible también edita el material para ahorrar rubros.

Sobre ‘El Enmaletado’, conocemos que está en marcha una producción audiovisual que relata el incidente ocurrido en 1973 en Cali, a donde llegó un cuerpo desmembrado dentro de un par de maletas.

El Enmaletado es un proyecto de la casa productora Sucursal, en el que hemos trabajado arduamente para la adaptación del libro a guion. El objetivo es contar la historia con todos los detalles que se muestran en el mismo, como personajes, atmósfera y demás elementos narrativos. Nuestra intención ha sido contar la historia con todos los datos que se encuentran allí, pero también dar relevancia al personaje que se encargó de la investigación, el periodista Henry Holguín. Queremos rendir homenaje al periodismo y a esos periodistas valientes y recursivos, ya que muchos pueden graduarse de periodistas, pero no todos son aguerridos e interesantes. Creemos que el énfasis estará en el trabajo investigativo de Henry Holguín, ya que este no fue solo un crimen de la ciudad, sino de toda la nación.

 ¿Cuál va a ser su rol en la producción que se está desarrollando?

He trabajado en el guion junto a mi coguionista Mary Gómez, quien tiene más de 10 años de experiencia trabajando en proyectos importantes para Caracol y RCN.

¿Por qué contar esta historia en un formato cinematográfico?

 Desafortunadamente, Colombia siempre ha sido un país violento, esa ha sido nuestra realidad. Sin embargo, también es cierto que ha habido personas muy interesantes en el periodismo y en otras disciplinas. Este hecho, que ocurrió hace tantos años, permite conectar a varias generaciones. Hay personas que quieren refrescar la memoria porque ese suceso ocurrió en su época, y también hay jóvenes que desean ver estos proyectos audiovisuales para conocer cómo se vivió, en ese tiempo, este hecho.

¿Qué le aconsejaría a alguien que se interese por contar historias semejantes a esta?

En la juventud hay algo hermoso llamado entusiasmo, pero lamentablemente, este se va perdiendo si no se alimenta. El proceso de escritura no es fácil y puede ser frustrante, especialmente cuando enfrentas críticas y desaprobación; sin embargo, es crucial mantener la disciplina. Aunque el entusiasmo es bueno, al final depende de ti, de tu dedicación y esfuerzo para avanzar en el proceso de escritura. El entusiasmo por sí solo no puede escribir por ti, es necesario que pongas en marcha tus propias habilidades y creatividad para lograrlo.

 ¿Qué le motiva seguir escribiendo guiones y explorando nuevas historias?

Disfruto escribir historias, ya sea solo, en compañía o en grupo. Para mí, lo más importante es deleitarse en todo el proceso creativo.

Aquí en Colombia, el director es el mismo guionista, productor, actor y si es posible también edita el material para ahorrar rubros.

Escucha La Radio USC

Otros recomendados…

Claudia la Presidenta

Claudia la Presidenta

Claudia La Presidenta Autor:  Pedro Pablo AguileraClaudia Sheinbaum Pardo ya tiene un lugar en la historia de México al ser la primera mujer en ocupar el cargo como Presidente de México. Y eso no es poca cosa en un país que se  mueve entre el machismo desbordado y el...

read more
Jardineros en la niebla

Jardineros en la niebla

Jardineros en la nieblaUna gigante de la naturaleza camina con sigilo. No es tierno como la cría de un oso de anteojos, ni colorido como el pato de los torrentes. Ella, en cambio, es extraña, solitaria y tan noble que parece no tener miedo alguno a la peligrosa...

read more
 El lenguaje del amor   

 El lenguaje del amor   

El lenguaje del amor   Una familia sordomuda desafía las barreras lingüísticas con afecto, ingenio y determinación.  “En la primaria, mi mamá acostumbraba a preguntarles a los maestros sobre mi rendimiento académico; un día, una de las docentes, al ver las señas que...

read more

LA LETRA Y LA CINTA: UN IDILIO QUE ATRAPA Y PROYECTA

La comunidad santiaguina presenció un conversatorio que se vistió de invitación al lX festival audiovisual de estudios Takeshima,  donde se realizarán diálogos con escritores y directores de cine.


En la conferencia dictada por Adolfo Cardona se respiró mucho ánimo entre los espectadores dado que son espacios que enriquecen la imaginación, alimentan su visión e invitan a tomar acción, en pro del imaginario social del cine actual, que en algunos casos va encaminado hacia lo negativo de la historia patria.

Si bien el contexto no ayuda ni el chip del televidente -acostumbrado a ver narconovelas-, el escritor de la era actual debe renunciar al cliché, impactando un mercado ansioso de propuestas nuevas.

Para ello se requieren nuevas formas de escribir y reinventar los diferentes matices que tiene el léxico español. La literatura, con más siglos que letras encima, es la madre del producto audiovisual, ya que éste, aun cuando no tenga voz, siempre tendrá un modelo narrativo que señale una estructura, un sentido, un nudo que al final se desata. El cine, por otra parte, contiene lo que entretiene a la niña del ojo. Y lo que era fotografía en movimiento ahora es una vía transcurrida para la letra que cobra vida.

De esta manera, la literatura y el cine están destinados a hacer historia y por eso a través de estudios Takeshima invita a su Festival Audiovisual del 16 al 21 de agosto, con directores y escritores como Alejandro López, Lisandro Duque, William González y Eduardo Serrano Orejuela. 

Por: VJ

  @vjrecreo 

´Siembra’, película caleña, desde hoy en cines.

Cada vez son más los productos cinematográficos colombianos que no solo generan expectativas entre el público nacional sino también en el internacional, como lo es ‘’Siembra’, una película dirigida por Ángela Osorio y Santiago Lozano que se estrena hoy, 14 de abril.


‘Siembra’ nació del trabajo de grado de los directores, junto a dos compañeros más en la Universidad del Valle. Se enfocaron en entender el concepto de desplazado y el desplazamiento y después la investigación la convirtieron en un guion literario, que daría inicio de esta producción.

La película se desarrolla en el Distrito de Aguablanca, en un barrio conocido como ‘’Cuatro Esquinas’,’ donde el protagonista, Turco, un pescador de la costa pacífica colombiana añora regresar a la tierra que abandonó tres años atrás, a causa del conflicto armado, en compañía de su hijo Yosner.

Turco vive en la ciudad, atrapado por un sentimiento de desarraigo mientras su hijo encuentra en ella un futuro posible. La ilusión del padre por regresar se rompe con la muerte de Yosner. Turco se ve confrontado por el dolor y la impotencia ante ese cuerpo inerte que se ha convertido en un obstáculo más para volver a su tierra. Mientras se celebran los rituales tradicionales de velación, Turco se distancia y deambula por la ciudad para realizar su propio duelo, pero el tiempo pasa y tiene que encontrar un lugar para enterrar a su hijo.

Gerylee Polanco, productora de la película, afirma que ‘Siembra’ crea un imaginario de todas esas historia que se tejen entre lo urbano y cuenta la experiencia del desarraigo, pero también del destierro, en un país como Colombia donde el conflicto armado ha reconfigurado las ciudades, por la migración de las gentes del campo.

María Camila Márquez  

@decolorhormiga