DAGUA: PRINCIPAL AFECTADO POR LAS FUERTES LLUVIAS

DAGUA: PRINCIPAL AFECTADO POR LAS FUERTES LLUVIAS

Autor: Daniela Santamaría Rojas

Facultad de Humanidades y Artes

El Municipio de Dagua ha sido una de las zonas más afectadas por las torrenciales lluvias, pues la creciente repentina del río Dagua, Pepitas, Bitaco y de la quebrada El Cogollo dejaron alrededor de 30 familias damnificadas, 14 viviendas devastadas, una vía nacional y dos puentes vehiculares destruidos. 

“El río se llevó nuestra casa, nuestras cosas, estamos sin nada” manifestó Luis Gómez, uno de los afectados. Como él, hay muchos habitantes que han tenido que recurrir a buscar asilo en el colegio y en la caseta comunal del municipio esperando respuestas y recursos por parte de las organizaciones oficiales.

“Desde la Alcaldía de Dagua los invitamos a que nos puedan colaborar no solo con maquinaria amarilla, sino con ayudas humanitarias para las familias” expresó Ana María Sanclemente, alcaldesa de Dagua: “apelamos a la solidaridad de todos ustedes” añadió. Se han utilizado distintos parámetros para hacer llegar las ayudas a toda la comunidad, sin embargo, ha sido muy difícil el ingreso a esa área por el riesgo de los deslizamientos y caída de piedras en la carretera.

El pasado 26 de octubre, una fuerte tormenta generó estragos, como el desbordamiento del Río Dagua y el agrietamiento de la vía de Loboguerrero, ocasionando fuertes deslizamientos, llevando a su paso viviendas y puentes de comunicación entre zonas rurales y la vía principal del Municipio de Dagua.

La vía Loboguerrero también tuvo fuertes repercusiones a causa de la lluvia, pues por una falla geológica, debido a las fuertes lluvias, se provocó gran deterioro en el pavimento, generando grietas de casi dos metros de profundidad. Por lo anterior, las autoridades, a través de un comunicado de Carolina Barbanti Mansilla, directora general encargada de Invías, informaron el cierre de la calzada. Se tomó esta medida para estudiar la zona y buscar procedimientos para prontas soluciones.  

La alcaldesa de Dagua, indica a los visitantes y residentes del municipio y zonas aledañas que deben tener cuidado con los deslizamientos y caídas de piedras, porque hay alta probabilidad de que haya más derrumbes en la vía, sobre todo en la carretera Cali-Buenaventura. 

La creciente del Río Dagua se llevó consigo gran cantidad de viviendas.

Se les recomienda a los visitantes y moradores del sector que mientras este problema continúe, tomen la vía alterna Cali-Mediacanoa-Loboguerrero. Hay que resaltar que ya estaba previsto este acontecimiento pero no se le puso la atención que merecía.

Escucha La Radio USC

Artículos relacionados

No se pregunta lo que se sabe

No se pregunta lo que se sabe

No se pregunta lo que se sabe Autor: Pedro Pablo AguileraVengan para hacernos una foto a todos nos volvieron locos, esperando por un sueño, por un sueño roto, esperando por un viejo sueño roto. … Escuchaba a Carlos Varela, de paso se recomiendo vean el video, en su...

Temas ¿Invisibles?

Temas ¿Invisibles?

Temas ¿Invisibles? Autor:  Pedro Pablo Aguilera Hoy estamos dentro de un multiculturalismo que para muchos es una amenaza a la identidad de comunidades. Cada día somos más diferentes a nosotros y más parecidos a los otros. Hoy múltiples tradiciones culturales...

¡Que la fuerza te acompañe!

¡Que la fuerza te acompañe!

¡Que la fuerza te acompañe!  Autor:  Pedro Pablo Aguilera En 1977 se estrenó Star Wars. En ese momento, yo estaba terminando el bachillerato y comenzaba mi etapa universitaria. De alguna forma ilegal que no recuerdo con precisión, aquella película llegó a Cuba y, como...

“ESTE ES EL GOBIERNO DEL CAMBIO Y VAMOS A CAMBIAR”

“Este es el gobierno del cambio y vamos a cambiar”

Autor: Claudia Ramírez

Facultad de Humanidades y Artes.

En el auditorio Pedro Elías Serrano de la Universidad Santiago de Cali se llevó a cabo el Foro Nacional de Consejos Departamentales de Ciencia, Tecnología e Innovación (CTI), un evento que tiene el objetivo de generar un diálogo constructivo para la integración y el fortalecimiento de un solo sistema nacional de competitividad.

Este evento contó con la presencia del rector de la universidad santiaguina, Carlos Andrés Pérez Galindo y por primera vez con la participación de importantes funcionarios, como el alcalde de Cali Jorge Iván Ospina, ministros y la gobernadora del Valle, Clara Luz Roldán, quien hizo su intervención expresando la importancia del evento, del cual resulta la propuesta de una ruta de trabajo que articule empresas, academias, estados y sociedad civil para entregar al gobierno nacional el aporte de una gran apuesta de desarrollo sostenible y de transformación social.

“Esta es la oportunidad de proponer acciones en conjunto, que construyan y nos ayuden a llevar a las regiones la ciencia, tecnología, innovación y competitividad con un componente transversal y apalancamiento al desarrollo económico social y ambiental. No son lejanas las épocas en que soñábamos con tener un ministerio de ciencia, tecnología y de las tics, hoy es una realidad”, expresó la gobernadora.

Se anhela que la educación en los niños y jóvenes permita el acceso a este mundo del descubrimiento y actualidad, es por eso que con ambos ministerios y los Consejos Departamentales de Ciencia, Tecnología e Innovación –Codecti-, que se han conformado, se trabaje y se generen más oportunidades.

El rector de la USC y líder de la Red de Universidades para la Innovación del Valle del Cauca, indicó que actualmente se espera que Colombia tenga una inversión mayor al 1% del producto interno bruto, para la apertura de nuevas oportunidades marcadas en el desarrollo científico y la implementación de la economía del conocimiento, pues de acuerdo con los esfuerzos realizados, se debe incrementar la inversión pública y privada en ciencia, tecnología e innovación.

Agregó que, igualmente, se requiere continuar generando actividades, como este foro, para incentivar escenarios de articulación que impacten en una política pública: “Los CODECTI son pieza clave para la toma de decisiones que permiten la elaboración e estrategias para el fortalecimiento de programas y proyectos CTI, contribuyendo a la generación de estas capacidades, mediante la intervención y avances de empresa, academia, Estado y sociedad civil, como aporte integral a las diferentes problemáticas sociales”.

 “Esto es un reconocimiento a nuestra biodiversidad natural, cultural, territorial y étnica”: Clara Luz Roldán.

La Red de Universidades para la Innovación del Valle contribuirá apoyando las iniciativas que fomenten el desarrollo y el fortalecimiento de los CTI y consolidación de todos los CODECTI, como organismo de impulso a la competitividad y la ciencia para el mejoramiento de la calidad de vida de los colombianos.

El alcalde Jorge Iván Ospina recordó que recientemente el mundo atravesó una pandemia que puso en peligro la vida humana, viviendo episodios de amenaza biológica, que causó a la sociedad colombiana 165.000 fallecidos y en Cali 8.900, una lamentable cifra para la ciudad, donde muchas víctimas de COVID-19 murieron en solitario en los años 2020 y 2021.

“Encontramos, en tiempo record no mayor a 10 meses, desarrollos vacunales, desde la escuela de la comunidad Hindú, desde la escuela Rusa, Francesa, Norteamericana y Cubana, un antídoto para que todos, en nuestra viabilidad inmunológica, pudiésemos tener una respuesta inmunitaria ante la amenaza biológica”, expresó Ospina, dando a conocer la importancia de las CTI aplicadas a los desafíos de la humanidad.

También manifestó que desde la alcaldía Santiago de Cali animan, participan y se comprometen para apostarle al crecimiento vallecaucano, para interactuar con las academias, las empresas, el Estado y con la sociedad civil, en búsqueda de resultados, señalando que las dificultades que existen actualmente se deben a las fracturas que tiene la humanidad en materia de la utilización indiscriminada de combustibles fósiles, y que la sociedad se encuentra en un punto de no retorno, si no se trabaja desde la ciencia y la tecnología.

Arturo Luna, ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, indicó que para el año 2030, quieren ser reconocidos como los precursores de la transformación de Colombia, hacia una sociedad del conocimiento que le apueste a enfrentar los desafíos y retos que se tiene como sociedad, enmarcados también en aspectos importantes, como la cuarta revolución industrial.

“En nuestro programa de gobierno, Colombia Potencia Mundial de la Vida, tomamos los pilares que vamos a construir en el Plan Nacional de Desarrollo, enmarcados en la justicia social, justicia ambiental y justicia económica que nos deben llevar a una paz total en el país”, finalizó.

D“Celebramos este escenario que hoy nos congrega y que marca un hito histórico en Colombia”: Carlos Andrés Pérez.

“Este es liderazgo que, como entidad de gobierno, debemos tener en las regiones”: Arturo Luna Tapia.

Escucha La Radio USC

Artículos relacionados

No se pregunta lo que se sabe

No se pregunta lo que se sabe

No se pregunta lo que se sabe Autor: Pedro Pablo AguileraVengan para hacernos una foto a todos nos volvieron locos, esperando por un sueño, por un sueño roto, esperando por un viejo sueño roto. … Escuchaba a Carlos Varela, de paso se recomiendo vean el video, en su...

Temas ¿Invisibles?

Temas ¿Invisibles?

Temas ¿Invisibles? Autor:  Pedro Pablo Aguilera Hoy estamos dentro de un multiculturalismo que para muchos es una amenaza a la identidad de comunidades. Cada día somos más diferentes a nosotros y más parecidos a los otros. Hoy múltiples tradiciones culturales...

¡Que la fuerza te acompañe!

¡Que la fuerza te acompañe!

¡Que la fuerza te acompañe!  Autor:  Pedro Pablo Aguilera En 1977 se estrenó Star Wars. En ese momento, yo estaba terminando el bachillerato y comenzaba mi etapa universitaria. De alguna forma ilegal que no recuerdo con precisión, aquella película llegó a Cuba y, como...

Gastronomía y tecnología: un matrimonio cada día más sólido.

Gastronomía y tecnología: un matrimonio cada día más sólido

Autor: Yair Camacho.

Facultad de Humanidades y Artes

La nueva tendencia es lograr fotografías perfectas, con platos elaborados que llaman a disfrutarlos.

Comer es uno de los mejores placeres de la vida, pero hoy, la pandemia ha cambiado las mesas, los manteles y las temáticas de los restaurantes por los hogares de los comensales.

Una de las enseñanzas que deja la crisis generada por COVID-19 es la reinvención de cocineros, amas de casa, panaderías, heladerías, restaurantes y domiciliarios, quienes encontraron en la tecnología, la creatividad y el buen cocinar, el punto de partida para el desarrollo de una nueva forma de disfrutar de un buen plato de comida.

Con la llegada del confinamiento y la necesidad de comer en casa que trajo consigo, se abrió la posibilidad a que los restaurantes prestaran su servicio vía domicilio. Inicialmente, franquicias de alimentos como Sandwich Cubano, El Corral, Domino’s, entre otros, aumentaron sus ventas y el número de clientes en plataformas digitales. 

Pero, con el paso de los días, se abrió una nueva manera de estimular a las familias para que no solo disfrutaran de las comidas rápidas, sino otro tipo de platos. Hoy, las redes sociales se encuentran llenas de imágenes, recetas, videos de preparación de diferentes comidas, que a la vista producen un gran deseo de probarlos. Ya no se ven solo las imágenes de las famosas hamburguesas de McDonald ‘s, sino que ya hay espacio para el sancocho de gallina y, lo mejor, entregado en la puerta de la casa. 

Platos tan populares como el sancocho, ahora son servidos en los restaurantes o enviados a domicilio por negocios modestos. 

Doña Tita, como le dicen cariñosamente a Carmen Rojas Castaño, elabora y vende envueltos de maíz, tamales y lechona. Debido a la pandemia, estaba perdiendo sus clientes y los ingresos que sostenían su hogar. Un domingo, en medio de la cuarentena y mientras degustaba un sancocho de gallina que había preparado, decidió tomarle una foto y lo subió al ‘estados’ de su Facebook. 

Las reacciones no se hicieron esperar: “mi teléfono no dejaba de sonar, entraban y entraban mensajes haciendo comentarios sobre mi plato, y yo reaccioné de inmediato diciendo que el sancocho costaba doce mil pesos, domicilio incluido y los pedidos comenzaron a llegar”, relató Rojas. 

Algo similar vivió Pilar Castro Sacremente, un ama de casa que encontró la oportunidad de su vida, ofreciendo, en grupos de WhatsApp, empanadas, aborrajados, marranitas y otros deliciosos productos típicos del Valle del Cauca.  Actualmente, los fritos llegan a más de 600 hogares caleños vía chat. “Mi hija me hizo un video elaborando una marranita, y unas fotos de cómo había quedado el plato valluno, lo ofrecí por medio de varios grupos de chat y empecé a vender mucho”, contó Castro a Utópicos. 

Con las nuevas tecnologías y el miedo que tienen algunos de los comensales a contagiarse por COVID-19, el ecosistema gastronómico y su grupo de valor han dado un giro a la manera de consumir alimentos, con infinidad de recetas tradicionales y de perfiles en las redes sociales, donde se comparten imágenes de  platos llamativos y servicio a domicilio, lo que hacen que, en un abrir y cerrar de ojos, el delicioso pedido esté a la puerta de su casa. 

Los locales de comida criolla mantienen sus ventas presenciales, aunque los ingresos provienen, sobre todo de los domicilios. 

Según Brany Prado, director ejecutivo de la Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica, Acodres, -seccional Valle del Cauca-, 488 restaurantes cerraron sus puertas en medio de la crisis generada por esta crisis de 2020. De acuerdo con Prado, en la actualidad hay negocios que prestan sus servicios normalmente, otros se han reinventado e incluso ofrecen sus platos al aire libre y en vías  cerradas, con el fin de que los establecimientos puedan ubicar algunas mesas en el espacio público para ampliar el aforo, que en este caso es del 30% al interior de los establecimientos. Con esta estrategia se estima que las ventas han aumentado entre 60 o 70%.  

Además, los sitios que prestan sus servicios de manera presencial, también han tenido que implementar tecnología en sus restaurantes, con cartas digitales y app móviles, donde facilitan las reservas y ofrecen sus productos atendiendo a las normas de bioseguridad recomendadas por las autoridades sanitarias del país. 

Una de las enseñanzas que deja la crisis generada por COVID-19 es la reinvención de cocineros, amas de casa, panaderías, heladerías, restaurantes y domiciliarios, quienes encontraron en la tecnología, la creatividad y el buen cocinar, el punto de partida para el desarrollo de una nueva forma de disfrutar de un buen plato de comida. 

Además de vender sus preparaciones vía redes sociales, doña Tita cultiva café orgánico en su pequeña parcela, que también ofrece por Facebook y WhatsApp.

 …Los sitios que prestan sus servicios de manera presencial, también han tenido que implementar tecnología en sus restaurantes.

Escucha La Radio USC

Otros recomendados…

 El lenguaje del amor   

 El lenguaje del amor   

El lenguaje del amor   Una familia sordomuda desafía las barreras lingüísticas con afecto, ingenio y determinación.  “En la primaria, mi mamá acostumbraba a preguntarles a los maestros sobre mi rendimiento académico; un día, una de las docentes, al ver las señas que...

read more
¿Es este el fin de la televisión tradicional?

¿Es este el fin de la televisión tradicional?

¿Es este el fin de la televisión tradicional?Aunque las nuevas producciones del entretenimiento están impulsando el rating en la televisión colombiana, las plataformas de streaming también están ganando puestos en los hogares colombianos ...los encuestados ven menos...

read more
Descuido médico: Entre la esperanza y el desamparo

Descuido médico: Entre la esperanza y el desamparo

Descuido médico: Entre la esperanza y el desamparo Desde diagnósticos erróneos hasta tratamientos mortales, una historia de errores y ciega confianza en el equipo médico.  El 2 de julio del 2008, Mady Erazo despertó creyendo que ese sería un día como los anteriores....

read more

El campo: compañero de vida

Francisco Alid González Montoya, un caldense de 72 años de edad, dedica su vida al campo desde que era un niño. Creció rodeado de animales, cultivos y con el exquisito aroma de su tan apreciado café, aquel que le permitió sostener a su familia y lograr que sus seis hijos salieran adelante.


 Por: Tatiana Ortiz @tatiana_tog

Actualmente reside en Sevilla, lleva aproximadamente 36 años trabajando como campesino en la capital cafetera de Colombia, un municipio localizado al norte del departamento del Valle del Cauca. 

Francisco, ejerciendo su ardua labor como campesino.

Su labor empieza a las 4:30 de la madrugada. Se levanta a juntar candela para preparar el tinto, a moler maíz para hacer arepas, además de cuidar los cerdos; lavar cocheras y darles alimento es una de sus primeras tareas. Después de haber tomado su bebida humeante, pela el café, lo lava y lo pone a secar al sol; mientras espera los trabajadores, quienes llegan a su finca a las 6:00 a.m.

‘Las Brisas’ los espera con un pocillo de tinto caliente y los buenos días de su patrón. Francisco se dirige con sus cinco trabajadores al tajo (lugar donde se encuentran las matas de café); entre risas, conversaciones, humo de cigarrillo y música carranguera que emite la radio, realizan su quehacer. Dadas las 8:00 suben a desayunar. Clara Inés Rodríguez Patiño, la esposa de Francisco, los espera con platos de calentado, arepa, carne o huevo, junto con una taza de chocolate.

A las 8:30 retornan a su labor y trabajan arduamente durante las siguientes tres horas y media. Al medio día, y después de escuchar la sirena que suena para todo el pueblo, los campesinos suben a almorzar; sus espaldas cargan los costales con el café que hasta el momento han recogido. Se encuentran con platos rebosados de fríjoles, sancocho, lentejas, arvejas, sudado o blanquillos, acompañados de una taza de agua de panela y del sonido de la radio enunciando las noticias.

A la 1:00 regresan al tajo, los granos de café los esperan y la tarde los inspecciona hasta que empieza a ocultarse el sol. Vogaderas vacías, que anteriormente contenían limonada, manos sucias y maltratadas, y hombres cansados, son el resultado de una larga jornada de trabajo que finaliza a las 5:00 p.m.

El descanso es anhelado, pero el trabajo continúa. Las tareas de la finca aún esperan por Francisco, los animales requieren de su cuidado y él está dispuesto a atenderlos; alimenta los cerdos, gallinas, perros, patos y pájaros, además de consentir un poco a Niña, su perrita fiel, y de cortar un poco de leña.

Francisco se caracteriza por ser un hombre luchador, humilde, estricto y puntual, ama su labor y cada día se levanta con los mismos deseos de trabajar en el campo. “Desde los cinco años trabajo cogiendo café, ya me acostumbré, no me duelen las manos, quiero seguir trabajando aquí hasta que me muera”.

 Marcadas las 6:00 en el reloj de pared que se encuentra en la cocina de la finca, Francisco come el mismo alimento que sus trabajadores ingirieron minutos antes; el calentado del almuerzo es exquisito a su paladar.

A las 8:00 finaliza la ardua labor agraria de Francisco. Su esposa le calienta agua para bañarse, como suele hacerlo todas las noches. Después se va directo a la cama. Cuando se termina la cosecha de café, los días transcurren de manera diferente; Francisco abona, fumiga o platea (bolea machete). Los sábados son los días preferidos para subir al pueblo, encontrarse con sus amigos, pasar una tarde agradable en el parque y, principalmente, recibir el fruto de la semana de trabajo, su pago de $63.000 a $73.000 por arroba, según el estado del café -tierno o seco. El domingo llega, Francisco descansa en ‘Las Brisas’, con su esposa y sus animales; otra jornada semanal como campesino lo espera con ansias.

Las manos se convierten en la muestra del esfuerzo viviente del campesino colombiano, que ama lo que hace.