Claudia La Presidenta

Autor:  Pedro Pablo Aguilera

Claudia Sheinbaum Pardo ya tiene un lugar en la historia de México al ser la primera mujer en ocupar el cargo como Presidente de México. Y eso no es poca cosa en un país que se  mueve entre el machismo desbordado y el protagonismo de la mujer mexicana.

Claudia  Sheinbaum, Presidenta electa de México

El papel relevante de la mujer mexicana, dicho en forma de  iconos, comienza con la veracruzana Maliche esclava-amante del conquistador de México Hernán Cortes (1519). Ella fue una mujer que entre la rebeldía y la inteligencia, fue el puente entre el imperio Azteca y la cultura europea. Su lugar es inamovible.

Tampoco podrá discutirse el papel de otra mujer mexicana, la patrona de México, la virgen de Guadalupe (1531) que simboliza la fusión espiritual entre creencias ancestrales con la occidental y permanece en cada espacio de la historia del país.

Le continua, Sor Juana Inés de la Cruz, monja pero ante todo intelectual del siglo XVII mexicano (1648—1695) Su obra es considerada en el nivel más alto llamado Siglo de Oro de la literatura española como poeta, dramaturga y polemista, rompiendo esquemas en un mundo excluyente y machista. Su valía  por desafiar las normas de su tiempo la hizo ser considerada como una intelectual brillante entre un mundo de hombres. Hoy día sigue siendo un referente en el arte y la autenticidad como mujer.

En la linea de tiempo le sigue Elvia Carrillo Puerto, mujer yucateca (1881-1965) política de filiación socialista, defensora de las luchas sociales y el sufragio femenino, conocida como la Monja Roja del Mayab. Fue pionera en ocupar puesto en el Congreso y logro la aprobación del voto femenino en 1953.

A  Elvia le fue contemporánea Frida Kahlo (1907-1954) la mujer mexicana más referenciada por su peso en la vida artística, política y cultural de México en el mundo. Ella, no sólo fue y es un referente del feminismo desde su obra pictórica llena de mexicanidad, si no por sus posturas personales en donde desafió también, como Doña Inés de la Cruz, las normas de género de su época y abogó por la igualdad de derechos para las mujeres.

Collage  IA  mujeres – Fuente craiyon.com

Claudia Sheinbaum Pardo, hoy electa presidente,  representa la continuidad del proyecto de izquierda de Manuel López Obrador. Sus retos serán grandes ya que millones de mexicanas esperan que ella  reduzca  los índices de 10 y hasta 11 feminicidios diarios, y ataque la desenfrenada violencia de género que según estudios del Instituto Nacional de Estadística y Geografía llega hasta el 70.1 % de las mujeres que vive en México.

La presidenta de México es una científica con estudios de Física; maestría en Ingeniería Energética y doctorado en Ingeniería en Energía. A la vez, ha sido una activista social y política del partido MORENA.

Un reto es la lógica ruptura de la narrativa política entre Claudia que una científica-política y AMLO un político-político. Quién sale ha sido un confrontador. Ella habla de dialogar. México es un país de caudillos y no de academia al menos en lo político.

En economía hereda un déficit del 6 % y necesariamente será difícil no hacer una reforma fiscal que implicará recortes en lo social y ello le costará frente al asistencialismo de López Obrador.

La presidenta ecologista, se enfrentará a lo políticamente correcto cuando deba decidir su política energética ante PEMEX la empresa estatal petrolera, base política de MORENA y caja (no chica) de AMLO, que a la vez de ser enormemente contaminante, va en la dirección contraria a  su pensamiento ambientalista ¿Qué hará? En política mejor no apostar. De hecho ya se negó su filosofía ambientalista con el sostenimiento del polémico tren Maya con impacto ambiental negativo.

En temas  tan serios como migración y lucha contra los cárteles parece ser que todo quedará en un continuismo y eso es igual nivel de violencia y una política de militarización muy cuestionada desde los observadores de los Derechos Humanos.

En las relaciones internacionales entra en el club de la nueva izquierda sin saberse si habrá más cercanía a la línea histórica (Ortega-Maduro) o a la centrista (Lula-Boric). Eso definirá muchas cosas junto a quién gane las elecciones en EEUU y que no es poca cosa por ser el primer socio y el vecino.

En lo más interno la presidenta tendrá que decidir si va a continuar la línea  de ruptura de los equilibrios de poder  como deseaba Lopez Obrador o respetar  la compleja burocracia política mexicana.

En cualquier caso, tanto internamente como internacionalmente,  los retos son grandes pero el mayor, el ineludible que estará de casa en casa son las expectativas de las mujeres que no desean otra Malintzin.

En lo más interno, la presidenta tendrá que decidir si va a continuar la línea de ruptura de los equilibrios de poder como deseaba Lopez Obrador o respetar la compleja burocracia política mexicana.”.

Escucha La Radio USC

Otras opiniones

El derecho a la pereza

El derecho a la pereza

Derecho a la pereza Autor:  Pedro Pablo AguileraVarios libros se han escrito en defensa del ocio, la pereza , el descanso como un derecho y una necesidad.  No, es en serio. El famoso autor de La Isla del Tesoro, R. L. Stevenson escribió  un curioso libro titulado ...

read more
Venezuela: Un juego político de altas apuestas

Venezuela: Un juego político de altas apuestas

Venezuela: Un juego político de altas apuestas Autor:  Pedro Pablo AguileraCómo resultado de dos cursos (Poder, Democracia y Conflicto y Problemas Sociales del Tiempo presente) comparto algunas ideas sobre Venezuela, un país que vive un travestismo político, ha...

read more
No se pregunta lo que se sabe

No se pregunta lo que se sabe

No se pregunta lo que se sabe Autor: Pedro Pablo AguileraVengan para hacernos una foto a todos nos volvieron locos, esperando por un sueño, por un sueño roto, esperando por un viejo sueño roto. … Escuchaba a Carlos Varela, de paso se recomiendo vean el video, en su...

read more