La Radio Universitaria: Un puente hacia el futuro de la comunicación

La Radio Universitaria: Un puente hacia el futuro de la comunicación

Autor: Rodrigo Ruiz.

Facultad de Humanidades y Artes

En un mundo donde la tecnología avanza a pasos agigantados y los medios de comunicación se transforman constantemente, la radio universitaria se mantiene como un bastión de la cultura y la educación. No es solo un medio para la difusión de música y entretenimiento, sino una plataforma vital para la transferencia del conocimiento y la experimentación científica.

El abordaje de los trastornos del sueño, que involucra aspectos fisiológicos, psicológicos y ambientales, es crucial para comprender su impacto en la salud integral. Es esencial reconocer que estos trastornos afectan la calidad de vida y la salud a largo plazo, resaltando la importancia de una atención médica temprana y especializada. 

Las emisoras universitarias ofrecen un modelo diferenciado de hacer radio, marcado por su contexto específico de actuación y los agentes que participan en él. Se caracterizan por programar temáticas especializadas y dirigirse a un perfil de oyentes que busca algo más que la simple distracción: busca contenido con sustancia, con el potencial de enriquecer el intelecto y fomentar el debate académico.

Mirando hacia el futuro, la radio universitaria tiene el desafío de adaptarse a las nuevas tendencias digitales sin perder su esencia. La incorporación de nuevos formatos y la experimentación con géneros diversos son pasos necesarios para mantenerse relevante en la era de la información instantánea. Además, la radio universitaria debe fortalecer su presencia en la red, creando alianzas e intercambios con otras emisoras y aprovechando las redes sociales para interactuar con su audiencia.

El futuro de la radio, en general, puede parecer incierto frente a la creciente popularidad de los podcasts y las plataformas de streaming. Sin embargo, la radio universitaria tiene una ventaja única: su capacidad para generar y divulgar conocimiento. Como cuna del saber y de la experimentación científica, las emisoras universitarias pueden convertirse en líderes de la comunicación del mañana, siempre que continúen innovando y adaptándose a las necesidades de su público.

La radio universitaria no solo sobrevivirá sino que prosperará, siempre y cuando mantenga su compromiso con la educación, la cultura y la ciencia. Con una visión clara y una estrategia adaptativa, la radio universitaria seguirá siendo un puente esencial hacia el futuro de la comunicación.

 …La radio universitaria tiene el desafío de adaptarse a las nuevas tendencias digitales sin perder su esencia”.

Escucha La Radio USC

Otros recomendados…

Claudia la Presidenta

Claudia la Presidenta

Claudia La Presidenta Autor:  Pedro Pablo AguileraClaudia Sheinbaum Pardo ya tiene un lugar en la historia de México al ser la primera mujer en ocupar el cargo como Presidente de México. Y eso no es poca cosa en un país que se  mueve entre el machismo desbordado y el...

read more
Jardineros en la niebla

Jardineros en la niebla

Jardineros en la nieblaUna gigante de la naturaleza camina con sigilo. No es tierno como la cría de un oso de anteojos, ni colorido como el pato de los torrentes. Ella, en cambio, es extraña, solitaria y tan noble que parece no tener miedo alguno a la peligrosa...

read more
 El lenguaje del amor   

 El lenguaje del amor   

El lenguaje del amor   Una familia sordomuda desafía las barreras lingüísticas con afecto, ingenio y determinación.  “En la primaria, mi mamá acostumbraba a preguntarles a los maestros sobre mi rendimiento académico; un día, una de las docentes, al ver las señas que...

read more

¿CÓMO DESARROLLAR LAS HABILIDADES BLANDAS?

“Los seres humanos somos triadas confirmadas por el pensar, el sentir y el actuar; ésta triada debe estar presente en todo momento de nuestras vidas. Somos dueños de una fórmula que nos diferencia: La inteligencia Emocional”.


El mundo encontró la necesidad de desarrollar y fortalecer las habilidades blandas, para que todos tengamos la capacidad de lograr nuestros propósitos de vida y mejorar las relaciones con la comunidad”, así lo manifestó Gloria Stella Viveros, quien fue la encargada de orientar el segundo encuentro de PAES, organizado por el programa de Comunicación Social de la USC.

Viveros es comunicadora egresada de la Universidad del Cauca, y también es magister en Coaching de Inteligencia Emocional y Programación Neurolingüística, y ha tenido una amplia trayectoria internacional, pues ha trabajado como coach en más de 135 empresas en España, Latinoamérica y Centroamérica.

Durante la conferencia, resaltó la importancia de descubrir y desarrollar las habilidades blandas, afirmando que por medio de ellas “aprendemos a aceptar los momentos, las fortalezas y debilidades como parte de nuestra naturaleza como seres humanos”.

Además, comentó que el ser humano debe ser reflexivo frente a su propio nivel de consciencia y hacer uso total del mismo: “debemos ser amigos de nuestros miedos, pues así será más fácil superarlos, y a la vez desaprender para poder aprender, vaciar para poder llenar, sacar para poder recibir; somos el homo sapiens sapiens, el hombre que sabe que piensa”.

“Es cierto que debemos preguntarnos al finalizar cada logro para dónde vamos, para qué hacemos lo que hacemos, fijarnos un norte claro para poder visualizarlo y llegar a ello, y en medio de ese camino, nos vamos a encontrar con inconvenientes, pero antes de verlos de esa forma, podemos entenderlos como parte del cómo llegar y cómo lograr”.

También enumeró una serie de aspectos que juntos, dan como resultado el desarrollo de las habilidades blandas: “la gratitud, vivir el aquí y el ahora, tener amor propio y sentido de pertenencia”, manifestó.

Para culminar, detalló varias habilidades que todos los seres humanos deben tener, entre ellas: gestionar el tiempo, atención al detalle, autoconocimiento, perseverancia, crear, innovar, entre otras. Además, concluyó afirmando que “la verdad que ves no es absoluta, no es real, somos seres fluctuantes y siempre vamos a tener momentos felices y tristes”.

Chiara Bedoya Barbosa, Monitora de la Facultad de Comunicación y Publicidad.

Sueño en remojo con la rayada hoja

Un 20 de diciembre me admitieron en derecho, cumplía años y la noticia en vez de ser un regalo, me causó despecho. Era una carrera buena pero no hacía sentir plenas a mi esencia y a mi alma; lo único que lucía claro en mi mente, es que no era pana de ningún tipo de penas.


Por: VJ
Fotos: Johana Castillo

No me gustaban la ley ni la vergüenza, ellas no cabían en mi vida. Era un estilo fresco que desconocía afanes y ratos intensos. Por ello, decidí descansar en el tiempo y que éste me alcahueteara, o por el bien mío, me pellizcara. 

Estaba de caza en la calle, muy ocupado en el quehacer vagabundo. Mientras mataba tiempo con mis amigos, después de tomar la palabra un par de horas, ellos concluyeron unánimemente que mi talento era el habla y que me debía dedicar a reproducir labia. Así, un hermoso y desapercibido día, en un destello de luz, supe que hablaba más que conductor sin radio en el bus.
Razón por la cual, matriculé comunicación social; y de repente, al escribir, encontré la salsa que le daba sazón a mi esencia. Me gustaba relacionarme con el lápiz y las letras destilaban elegancia. La rima y yo de inmediato nos gustamos, fue un amor a primeras comas.


Dos semestres después, con inquietas noches encima, nació el infaltable “pero”, ese estorbo confianzudo que pone a los sueños en espera. Resultó pues, que mi estilo en comunicación no servía, porque debía hacer columnas y no canciones ni poesías.


“Deja tu guachafita con las letras, escribí serio y sin rimas”, exclamó el profe un tanto enfadado, ayudando a mi formación y aplacando mi vocación. Este consejo me alejó de mi estilo escrito, por adoptar un prototipo estándar en la comunicación y sus líneas. Por ello, me tocó volverme “serio” y terminarle a la rima, si del periodismo quería la cima.
Esto molestó mucho a mi identidad, que se quejó por yo no apoyarla y renunciar a la autenticidad. Valor sin el cual, no soy.

Pero con el pasar de los semestres, vi que había un vacío grande en el cajón de sueños; a mi formación le faltaba el volante de creación. Aquella chispa seguía viva y con ganas de ser conocida. Ello me obligó a buscar una relación entre mis dos pasiones

Pero mis allegados manifiestan que un comunicador no puede hacer canciones. Que escoja un rumbo y renuncie al otro. Pero la terquedad de mis sueños me tiene hoy escribiendo por ellos.
En la tarea de entrelazar mis dos pasiones, surgió la idea de informar y edificar por medio de canciones. Pues la música puede ser un arma letal para un soñado cambio social. Hoy la meta es informar con ritmo y para ello cuento con lápiz tola que nunca está sola, porque anda con una gorra llena de sueños y un cuadernito con pensamientos pequeños.

NO TODO TIEMPO PASADO FUE MEJOR


Por: Pedro Pablo Aguilera 

Columna de Opinión 

Director del Departamento de Humanidades

 Pues quiero detenerme; quiero mirar atrás y hacer un balance de nuestra Facultad de Comunicación y Publicidad. Tras 18 años de apostarle a la USC, sé que no todo tiempo pasado fue mejor.

Hemos cambiado tanto y para bien, que me sonrío al acordarme de cada sueño hecho realidad. Nuestros programas veteranos hoy están acreditados internacionalmente y marcan diferencia positivamente frente a los otros de la región. Hablar de investigación no es una utopía como lo fuera en el lejano 2000. Tenemos cuatro grupos reconocidos y con posicionamiento en redes nacionales e internacionales.

También, tenemos una revista indexada, CONTEXTOS, de alta calidad y reconocimiento académico en los campos de estudio. Créanme y averigüen, no todas las universidades cuentan con tal resultado.

Miro hacia atrás y observo el alto posicionamiento de nuestros egresados en la ciudad, el país y el exterior. Ellos merecen todo nuestro respeto con cada premio obtenido en su ejercicio profesional; no es cuento, ahí están.

Igualmente, nuestros estudiantes se atrevieron a hacer investigación y año tras año obtienen reconocimientos en los encuentros de semilleros de investigación. Hoy tenemos jóvenes investigadores que obtienen becas para estudiar en las mejores universidades del mundo y ser el relevo de nosotros, los docentes que creímos y creemos en la apuesta santiaguina.

Definitivamente el pasado es importante, pero mejor ha sido el camino y mucho más es lo que está por venir. Para ello, los soñadores de ayer seguimos queriendo lo mejor. La Santiago transforma tu mundo y no ha transformado a nosotros mismos

Igualmente, nuestros estudiantes se atrevieron a hacer investigación y año tras año obtienen reconocimientos en los encuentros de semilleros de investigación. Hoy tenemos jóvenes investigadores que obtienen becas para estudiar en las mejores universidades del mundo y ser el relevo de nosotros, los docentes que creímos y creemos en la apuesta santiaguina.

Definitivamente el pasado es importante, pero mejor ha sido el camino y mucho más es lo que está por venir. Para ello, los soñadores de ayer seguimos queriendo lo mejor. La Santiago transforma tu mundo y no ha transformado a nosotros mismos