Plaza de mercado Alameda: Un huracán de sentidos

En Cali hay un espacio como ningún otro, donde se vive un intercambio económico y un acercamiento a la cultura de comprar productos frescos y de buena calidad; es la plaza de mercado Alameda.


Este lugar está renaciendo y se debe a que los precios de los productos en los supermercados están muy costosos y no siempre son de buena calidad; por esto, y razones como las que manifiesta Jairo Torres, vendedor del lugar, las personas prefieren comprar en este sitio, “aquí no se les cobra IVA, tampoco la bolsa, si les falta mil pesos no hay problema y se les da ñapa para que vuelvan”.

Los compradores no se quedan con las ganas de pedir la ñapa.

Un lugar que huele a flores y plantas recién cortadas, las frutas maduras provocan el deseo de probarlas una a una como lo señala Doña Martha Salazar, compradora frecuente del sector “no es lo mismo comprar en un supermercado que en una plaza de mercado porque aquí uno va escogiendo lo que va a llevar y probando el producto para confirmar la calidad y nadie se va a enojar por eso”.

 Los sentidos se renuevan al estar inmersos en los infinitos colores que en ella se pueden encontrar y a su vez son contradictorios: el olor de animales muertos, envueltos en sangre no es muy agradable, pero el sancocho de pescado, la comida del Pacífico y otros alimentos típicos de la región producen ganas de deleitarse con tanta tradición que caracteriza a los colombianos.

En este momento el renacer de este lugar se debe a las costumbres monopólicas de supermercados que con la atención casi robótica hacen sentir al comprador en un mundo lejos de lo humano; también por los incrementos de precios, los caleños prefieren ir a la plaza de mercado donde se puede encontrar con comida, frutas exóticas y plantas para baños de limpieza o mal de amores: aquí la cultura saca a relucir su mejor faceta.

Para Henry Cerón vendedor en la plaza de mercado Alameda, lo más importante es la atención al cliente.

Al caminar por los angostos pasillos, los personajes de la plaza van apareciendo y con ellos las historias asombrosas que dan ganas de escuchar. Henry Cerón, vendedor del lugar, afirma con mucha seguridad que la calidad humana que se encuentra en la plaza de mercado no se consigue en ningún supermercado por más de que tengan los medios para hacer publicidad y llamen la atención del público con ofertas disfrazadas

Es una experiencia que pone los sentidos al límite, donde la atención y variedad de los productos siempre dejan a los compradores satisfechos; las rebajas y ñapas son lo más importante, porque allí vale más una sonrisa que una persona con las manos vacías.

Recuadros:

  • La plaza de mercado Alameda fue creada desde 1953
  • Hay 556 puestos de vendedores.
  • Horario de atención de 5:00 AM a 5:00 PM
  • Si usted quiere poner un puesto de venta cuesta $140.000 la mensualidad.
Frutas de todo tipo al alcance de los caleños y con el mejor precio es lo que más se vende en la plaza.
Los vendedores han visto un incremento de compradores en los últimos meses.

Destacados:

  • “Aquí no se les cobra IVA, tampoco la bolsa, si les falta mil pesos no hay problema y se les da ñapa para que vuelvan”.
  • “Se puede encontrar con un sancocho de pescado, con la fruta más exótica y hasta las plantas para baños de limpieza o mal de amores; es este el lugar donde la cultura saca a relucir su mejor faceta”.
  • “No es lo mismo comprar en un supermercado que en una plaza de mercado porque aquí uno va escogiendo lo que va a llevar y probando el producto para confirmar la calidad y nadie se va a enojar por eso”.
  • “Un lugar que huele a flores y plantas recién cortadas, los olores de las frutas maduras provocan el deseo de probarlas una a una”.

 

por Mariana Ruiz Herrera

  @Marianaruhe

PLAZA DE MERCADO DE SILOÉ: PÉRDIDA PATRIMONIAL

PLAZA DE MERCADO DE SILOÉ: PÉRDIDA PATRIMONIAL

Autor: Héctor Fabio Grueso.

Facultad de Humanidades y Artes

Es un ambiente caluroso se comercializa todo tipo de cachivaches como licuadoras, teléfonos, libros, y hasta ropa usada. Dejó de ser una plaza donde se vendían sólo frutas y verduras, debido a que para el mercado campesino ya no era negocio estar todos los días dentro de la plaza.

La Directora de Planeación Municipal, María Grace Figueroa, indicó que en el Plan de Desarrollo vigente para Cali sí se piensa mejorar las galerías, pero que hoy es un tema delicado porque no hay fallo sobre si son bienes de uso público, de Emsirva o bienes fiscales.

Los comerciantes argumentan que se encontraban aislados de las áreas donde hay más circulación de clientela que ahora acude a las grandes superficies que se han ido instalado alrededor de la plaza como Súper Inter, Olímpica y graneros de la comuna 20.

Honorio Palacios (50 años) es vendedor ambulante del sector de Siloé. Todos los días, se levanta a las cinco de la mañana con un propósito en su mente: poder seguir adelante con sus dos hijos de 6 y 8 años, que tienen que subsistir con la ayuda de su negocio de frutas y jugos naturales ubicado en la calle, diagonal al Súper Inter.

Hasta hace dos años, este vendedor ambulante hacía parte de la plaza de Siloé, pero ahora le va mucho mejor en la calle, donde los compradores están en constante movimiento.
“La cultura de la plaza de Siloé ha llegado al olvido debido a que la clientela no se ha ido renovando. Los hijos de nuestros clientes van a las grandes áreas como Cosmocentro y Súper Inter, porque para muchos de ellos, llegar a una plaza de mercado es un oso”, asegura Honorio.

Debido a esto, muchos de los vendedores que hicieron parte de la plaza se han apropiado del espacio público, donde nadie los molesta ni los desalojan.

A pesar de que se han hecho campañas para que los vendedores que ocupan el espacio público regresen a la plaza, todas ellas han fracasado. Incluso, en 2012, los directivos de la plaza negociaron con todos los comerciantes de alrededor de ese espacio patrimonial, para que volvieran y hicieran parte de él, dándoles a cambio dos meses sin cobrarles. Tan solo duraron dos días, debido a que la gente no se desplaza hasta la plaza para comprar, y estaban perdiendo su clientela y el espacio público que habían dejado abandonado.

“Una de las alternativas es que el municipio construya una plaza de mercado que esté bien ubicada y que todos los vendedores informales que están en la calle -que por lo general han sido de aquí de la plaza- reingresen a ella. Se matarían dos pájaros de un solo tiro, debido a que nos reubican en una parte competitiva y se limpia el espacio público”, propone Eliud Guarnizo, administrador de la plaza.

Por su parte, la Directora de Planeación Municipal, María Grace Figueroa, indicó que en el Plan de Desarrollo vigente para Cali sí se piensa mejorar las galerías, pero que hoy es un tema delicado porque no hay fallo sobre si son bienes de uso público, de Emsirva o bienes fiscales.

Mientras tanto, a Honorio Palacios el sol de las calles lo hace más fuerte. Él sigue a la espera de una solución, en pie de lucha con su venta de frutas, una rutina del día a día de muchos de los vendedores ambulantes de las calles de Siloé, para poder pagar el arriendo de la pieza y conseguir para la papita.

 …muchos de los vendedores que hicieron parte de la plaza se han apropiado del espacio público, donde nadie los molesta ni los desalojan.

Escucha La Radio USC

Otros recomendados…

 El lenguaje del amor   

 El lenguaje del amor   

El lenguaje del amor   Una familia sordomuda desafía las barreras lingüísticas con afecto, ingenio y determinación.  “En la primaria, mi mamá acostumbraba a preguntarles a los maestros sobre mi rendimiento académico; un día, una de las docentes, al ver las señas que...

read more
¿Es este el fin de la televisión tradicional?

¿Es este el fin de la televisión tradicional?

¿Es este el fin de la televisión tradicional?Aunque las nuevas producciones del entretenimiento están impulsando el rating en la televisión colombiana, las plataformas de streaming también están ganando puestos en los hogares colombianos ...los encuestados ven menos...

read more
Descuido médico: Entre la esperanza y el desamparo

Descuido médico: Entre la esperanza y el desamparo

Descuido médico: Entre la esperanza y el desamparo Desde diagnósticos erróneos hasta tratamientos mortales, una historia de errores y ciega confianza en el equipo médico.  El 2 de julio del 2008, Mady Erazo despertó creyendo que ese sería un día como los anteriores....

read more