TAÍNCHO Y SUS TRES CUBANOS “EL HOBBY DE LA FAMILIA”

TAÍNCHO Y SUS TRES CUBANOS “EL HOBBY DE LA FAMILIA”

Autor: Laura Vanessa Angulo

Facultad de Humanidades y Artes

Édison García es su nombre. La música cubana, la salsa y las canciones del son su ritmo constante; hace 20 años vive en la ciudad de Cali en la que conformó un grupo de música junto a sus tres hijos. 

“Estuvimos cuatro años vigentes, pero por cuestiones de trabajo cada integrante empezó a tener compromisos por fuera y el grupo se disolvió. Paralelamente a la música con la que yo me crie (marimba, currulao, cantos ancestrales), decidí retomar baladas, boleros y sones que había aprendido desde muchacho y es ahí cuando decido recopilar todos esos temas que a mí me gustaban, realizando mi carpeta de partituras y junto con mis hijos y un amigo de uno de ellos nos pusimos a estudiar”, relata. Así fue como formó un nuevo grupo, al que llamaron Taíncho y sus tres cubanos..

Sus primeros pasos en la música los dio en Guapi con el conjunto Grupo Nota; tocaban música popular y salsa. Cuando se trasladó a vivir a la ciudad de Cali, terminó con esa agrupación y se enfocó tanto en el estudio del ‘tres’ cubano (instrumento cordófono, derivado de la guitarra) como en la trompeta.

“Si usted no estudia, si no practica, le va a salir mal, le va sonar raro ¡Estudio y práctica son la clave!”: Taíncho García

Para el año 2000, Édison García, más conocido como Taíncho, formó el grupo de canto del Pacífico Orilla, con muchachos guapireños y de Puerto Tejada. Su idea era poder participar en el Petronio Álvarez. Lo lograron en 2002 y en 2004 lo ganaron.

Édison tiene claro que, a pesar de ser su pasión, no puede dedicarse de lleno la música y le es necesario conservar su trabajo: “La verdad, nos ha ido muy bien, a la gente le gusta, además que es un formato reducido, ya que no somos tantos músicos. Sin embargo, no somos netamente comerciales. Cada uno tiene labores distintas a la música; yo, por ejemplo, soy empleado del Banco de la República hace 30 años, no puedo dedicarme 100% a esta actividad, ya que no puedo descuidar mi trabajo. Mi hijo mayor también trabaja, el segundo es abogado y el último estudia Ingeniería electrónica en la Universidad Santiago de Cali. El bajista (Diego Cuéllar) es profesor de música en la USC, entonces siempre buscamos el espacio para las presentaciones, cuadramos los turnos y se hacen los permisos correspondientes. Ya si definitivamente no se puede, entonces no lo hacemos”.

Sobre la experiencia de trabajar con sus hijos, comenta: “La alegría más grande fue cuando mi hijo, el percusionista, cantó; supuestamente él no cantaba. Recuerdo que esa vez me llamaron a hacer el reemplazo de un cantante, llevé mi tres cubano y la trompeta. Cuando estaba en el lugar, me pasan el listado de los temas y había uno que no tenía, mi mayor preocupación era ¡Ahora quién va cantar este tema!, cuando mi hijo me dice ¡yo lo canto!, y ahí lo escuché cantar. Eso me llenó de alegría, lo hace excelente, no había tenido la oportunidad de escucharlo a él por fuera de los coros del grupo”.

La agrupación no ha grabado temas inéditos, pero sí versiones propias, como la de una canción, “La loma de tamarindo”, del autor portorriqueño Ángel Santiago, con la que hicieron un video que publicaron en Youtube. “Es un video promocional, como para que la gente se dé cuenta de cómo nos desempeñamos, el resto de los temas que interpretamos son de la música popular muy conocidos. Lo que le gusta la gente lo adaptamos y tengo una carpeta con más de 500 temas entre boleros, sones y salsa y también algunos temas del Pacífico”. Agrega

Como no son un grupo comercial, lo hacen como un hobby, “pero nos genera ingresos y siempre los eventos a los que vamos son los sábados en la noche, cuando no tenemos compromisos laborales. Los viernes tenemos un compromiso de planta en un restaurante que hay por el kilómetro 18 (vía al mar); sin embargo, una expectativa dedicada a la música todavía no la tenemos”.

No podía faltar la marimba del Pacífico

Y es precisamente el gusto de compartir con el público lo que los impulsa a seguir: “La gente nos aplaude y eso nos hace sentir regocijados, hacemos lo posible para complacer a la gente. Fuera de eso estamos haciendo lo que nos gusta y además nos están pagando. ¡Nos sentimos en la Gloria!”

“en la música no se puede engañar. Si usted no estudia, si no practica, le va a salir mal, le va sonar raro. ¡Estudio y práctica son la clave!”. Para Taíncho

Para terminar, este versátil intérprete describe con una sola palabra el esfuerzo que realizan para estar vigentes: “Para mí la, palabra perfecta es gloria, he llegado a la gloria con la música, pero no es que haya llegado y me quede ahí. No, porque en la música hay que seguir experimentando, si no se estudia los dedos pierden la rapidez, se olvidan las letras de las canciones, entonces estamos en la gloria pero tenemos que seguir estudiando”.

“Si usted no estudia, si no practica, le va a salir mal, le va sonar raro ¡Estudio y práctica son la clave!”: Taíncho García

Escucha La Radio USC

Otros recomendados…

Claudia la Presidenta

Claudia la Presidenta

Claudia La Presidenta Autor:  Pedro Pablo AguileraClaudia Sheinbaum Pardo ya tiene un lugar en la historia de México al ser la primera mujer en ocupar el cargo como Presidente de México. Y eso no es poca cosa en un país que se  mueve entre el machismo desbordado y el...

read more
Jardineros en la niebla

Jardineros en la niebla

Jardineros en la nieblaUna gigante de la naturaleza camina con sigilo. No es tierno como la cría de un oso de anteojos, ni colorido como el pato de los torrentes. Ella, en cambio, es extraña, solitaria y tan noble que parece no tener miedo alguno a la peligrosa...

read more
 El lenguaje del amor   

 El lenguaje del amor   

El lenguaje del amor   Una familia sordomuda desafía las barreras lingüísticas con afecto, ingenio y determinación.  “En la primaria, mi mamá acostumbraba a preguntarles a los maestros sobre mi rendimiento académico; un día, una de las docentes, al ver las señas que...

read more
¿Es este el fin de la televisión tradicional?

¿Es este el fin de la televisión tradicional?

¿Es este el fin de la televisión tradicional?Aunque las nuevas producciones del entretenimiento están impulsando el rating en la televisión colombiana, las plataformas de streaming también están ganando puestos en los hogares colombianos ...los encuestados ven menos...

read more

Los brebajes Mágicos del Pacífico Colombiano

Las bebidas afrodisiacas son para un sin número de personas toda una leyenda del Pacífico colombiano. Se ha pensado por años que algunos néctares son la solución para inyectar vitalidad y potencia, a la hora del sexo.


Foto tomada de Archivo EL TIEMPO

Lo único que ha podido determinar la ciencia es que estas “pócimas”, pueden proporcionar energía por el alto contenido de vitaminas, carbohidratos, fructosa y alcohol que poseen. Sin embargo nunca se ha podido comprobar científicamente que sean estimulantes  sexuales.

Tal vez solo sea un mito, nacido de la reputación de la raza negra en los ámbitos amatorios, pues siendo ellos los grandes productores de estas bebidas, se piensa que se puede lograr el mismo éxito si se toma lo que elaboran e ingieren. Probablemente sea real y los jugos naturales tengan como resultado un brebaje mágico que hace despertar al instinto que se lleva dentro del cuerpo.

Alejándonos de los estudios científicos, de las leyendas y mitos, hay que reconocer que estas bebidas saben delicioso y  aunque no se sienta más que un festín de sabores en la boca, son una experiencia necesaria e imperativa a la hora de visitar el Pacífico o en los puestos de venta que se encuentran en toda Cali.

Doña Consuelo se gana la vida produciendo y vendiendo Viche, Arrechón, Tumbacatre y Crema de Viche. Esta mujer oriunda del Pacífico aprendió de su abuela y de su madre, cómo era el cuento de lo que después llamarían “bebidas afrodisíacas”.

El Viche es un licor de tipo artesanal. Por siglos se usó como un remedio para curar dolores de cabeza y de espalda, como antídoto a las mordeduras de serpiente y como purgante. Heredado de sus ancestros, su producción está a cargo de las Sacaoras. Se fabrica con jugo de caña madura destilado en alambiques, su sabor es similar al del aguardiente y también el contenido de alcohol.

El Arrechón es una mezcla de vino Sansón, canela, huevo de codorniz, Cola Granulada, leche, miel y borojó.

Está también la crema de Viche, que contiene viche, leche, clavo de olores, hierbas aromáticas y canela.

Por su parte, el ‘Baileys’ del Pacífico es el Tumbacatre;  tiene una cuota de sofisticación por su sabor, está compuesto por viche, leche, borojó, canela y clavos de olor.

Los precios que Doña Consuelo ofrece están entre los $10.000 y los $25.000, pero  cada visitante que pasa por su lugar de trabajo prueba una copita de esas deliciosas mezcolanzas de postres y licor afrodisíaco, con su inmensurable amabilidad