Vasectomía: un método de planificación que toma fuerza

Vasectomía: un método de planificación que toma fuerza

Autores: Stephany Erazo | Lina Taborda.

Facultad de Humanidades y Artes

La planificación masculina es un mecanismo idóneo para los hombres que no desean tener hijos. Un método anticonceptivo que ha comenzado a popularizarse es la vasectomía, un procedimiento que consiste en cortar y/o ligar los conductos por donde pasan los espermatozoides desde los testículos para salir en la eyaculación. Aunque se considera un método definitivo, se puede revertir a través de una cirugía llamada vasovasostomía.

El médico Carlos Andrés Escobar explica que la vasectomía es un procedimiento para hombres en edad fértil, se puede realizar a partir de los 18 años y no tiene un límite de edad. Relata que es ambulatorio y no tiene mucho riesgo, “consiste en cortar los conductos deferentes.

Cristian Londoño es un joven estudiante de sociología que relata lo que vivió al hacerse la vasectomía: “La experiencia no fue dolorosa, el procedimiento es muy rápido y no se sienten dolores, solo un poco de incomodidad. La parte mala de la experiencia es que al final me cobraron y en estos momentos me tienen en vueltas para recuperar mi dinero, porque es un procedimiento gratis”. Con tan solo 22 años, sus estudios como sociólogo le han hecho ver una sociedad cada vez más desgastada y con menos espacio para tener hijos. “El único mito que conocía es que disminuye la libido, pero es totalmente falso”.  

El comerciante William Acosta Peña se sometió a esta operación hace 27 años en Profamilia, cuando tenía 26. “Es muy agradable, ya que psicológicamente no tengo la preocupación de un embarazo no deseado”. Acosta cuenta que no fue doloroso en lo absoluto, debido a que las incisiones fueron muy pequeñas y fue con anestesia local. “Pensaba que era la mejor decisión debido a que ya tenía tres hijos y no quería que mi esposa sufriera los dolores de una operación”, relata. Acosta dice que algunos mitos conocían son que se pierde la virilidad y se sufre en la eyaculación, pero, en su caso, nada de esto ha sucedido.  

El obrero del municipio de Yumbo Francisco Taborda se hizo ese procedimiento hace 24 años, asegura que no sintió dolor. Antes de la cirugía tenía dudas, porque algunas personas desinformadas le metían temor, pero habló con individuos que saben del tema y sintió confianza para hacérsela. Un mito que Taborda había escuchado es que el hombre no vuelve a ser el mismo en las relaciones sexuales, pero asegura que se ha sentido bien. 

Juan Urrea es otro joven yumbeño que ha decidido no tener hijos. “No cuento con un empleo estable y me da temor tener hijos con tantas enfermedades que hay”, explica. Su método de planificación es el preservativo y quisiera practicarse la vasectomía, pero tiene mucho temor a quedar mal o que su apetito sexual disminuya. 

El médico Carlos Andrés Escobar explica que la vasectomía es un procedimiento para hombres en edad fértil, se puede realizar a partir de los 18 años y no tiene un límite de edad. Relata que es ambulatorio y no tiene mucho riesgo, “consiste en cortar los conductos deferentes. Aunque es un método definitivo, se puede revertir, dependiendo de cuánto tiempo antes se haya realizado; si es antes de 5 años, la operación tiene 90% de éxito, si es más de 5 años es menos probable que tenga eficacia”. 

El profesional desmiente el mito de que quita el deseo sexual, que influye para que muchos hombres no se decidan por ella: “la vasectomía no afecta el deseo sexual, la fuerza, ni la erección”. Agrega que después de la cirugía se puede sentir entumecimiento e hinchazón, el dolor puede persistir hasta una semana después, pero la recuperación es muy rápida. Con posterioridad a la cirugía -y para saber si fue efectiva- se debe realizar un espermograma. Escobar asegura que es el mejor método de planificación para el hombre. 

 

 … “la vasectomía no afecta el deseo sexual, la fuerza, ni la erección”.

Escucha La Radio USC

Otros recomendados…

 El lenguaje del amor   

 El lenguaje del amor   

El lenguaje del amor   Una familia sordomuda desafía las barreras lingüísticas con afecto, ingenio y determinación.  “En la primaria, mi mamá acostumbraba a preguntarles a los maestros sobre mi rendimiento académico; un día, una de las docentes, al ver las señas que...

read more
¿Es este el fin de la televisión tradicional?

¿Es este el fin de la televisión tradicional?

¿Es este el fin de la televisión tradicional?Aunque las nuevas producciones del entretenimiento están impulsando el rating en la televisión colombiana, las plataformas de streaming también están ganando puestos en los hogares colombianos ...los encuestados ven menos...

read more
Descuido médico: Entre la esperanza y el desamparo

Descuido médico: Entre la esperanza y el desamparo

Descuido médico: Entre la esperanza y el desamparo Desde diagnósticos erróneos hasta tratamientos mortales, una historia de errores y ciega confianza en el equipo médico.  El 2 de julio del 2008, Mady Erazo despertó creyendo que ese sería un día como los anteriores....

read more

¿Hombre? ¿Mujer? ¡Andrógino!

Cara de hombre o cara de mujer. Ese era el cerrado perfil que antiguamente la publicidad y el mundo de la moda buscaban para sus proyectos artísticos, pues bajo esa ley se regían los parámetros de belleza.


 Por: Luisa Zambrano

@LuisaZambranoD

Mariana Palacios

@MarianitaPG_

Sin embargo, desde los setenta esto dio un vuelco: los andróginos –ese juego entre lo femenino y lo masculino- se tomaron los escenarios y con ello también a los modelos de las pasarelas, pues este fenómeno se impone cada vez más en ese mundo, debido a que grandes marcas los están prefiriendo para sus campañas publicitarias y pasarelas, pues son más moldeables.

A nivel mundial Andreja Pejić, es catalogado como uno de los pioneros de la androginia. En cuanto a Latinoamérica, el primer modelo andrógino es el colombiano Ricardo Domínguez.

Al situarnos en nuestra ciudad, nos encontramos con Jeffrey Plaza, un caleño, de 23 años, que empezó su carrera hace dos años.

Para Jeffrey, ser modelo andrógino es esa cualidad que rompe la barrera con lo convencional de lo que siempre han sido los típicos modelos, la chica delgada, rubia, alta o el chico musculoso.

Jeffrey como modelo

Este modelo caleño piensa que todos tenemos algo de androginia, que los hombres tienen en su interior actitudes femeninas y las mujeres actitudes masculinas, solo que hay muchos que lo reprimen, pero si lo quisiera, podría llegar a ser una niña o niño muy lindo al mismo tiempo. 

Pero ¿cómo hacen los hombres que se convierten en modelos andróginos para no desarrollar músculos, que por su fisiología masculina crecen más rápido? Jeffrey explica que cuida mucho su espalda para que no se vaya a expandir, lleva una rutina de yoga y danza contemporánea y va poco al gimnasio.

Por otro lado, cuenta que lo primero que las mujeres le dicen de forma sarcástica es que ‘odian’ su cabello, por lo bien cuidado y que recibe comentarios como “caminas en tacones más altos que yo y los dominas mejor”.

La Sociedad

“Es la que nos construye el género y la sexualidad, es decir, nosotros somos un lienzo en blanco, en el que la humanidad escribe, nos moldea a su imagen y nos dice qué es un hombre y qué es una mujer”, declaró Jeffrey.

Ser modelo andrógino en un país como Colombia no es nada fácil, las personas son muy cerradas respecto a estos asuntos, por lo cual el modelo dice que “los colombianos tienen tabúes muy marcados sobre la sexualidad y no entienden que hay una nueva visión de la moda, lo que conlleva a que sea más difícil convencer a los clientes y al sector publicitario acerca de su trabajo como andrógino”.

Y agrega que “la sociedad colombiana es todavía muy retrógrada, machista y patriarcal, por lo que es muy duro poder convencer al mundo publicitario”.

Algunos diseñadores piensan que la androginia es un tema de moda, pero Jeffrey Plaza no está de acuerdo: “Verla así es decir que va a estar un tiempito y se va a ir y no lo creo, será el futuro de la humanidad, porque cada vez la sociedad es mucho más ambigua, cuando vas al centro comercial ves ropa que le sirve a niños y niñas”.

Actualmente, por medio de obras de danza contemporánea, Jeffrey lucha contra la desigualdad de género.

DATOS CLAVES.

La orientación homosexual no es aceptada en muchas sociedades ‘modernas’. Existen decenas de posibilidades en relación con el género de una persona, que se descubren de manera mucho más compleja que sólo bajándose los calzones.

La androginia demuestra que en la sexualidad no todo es blanco o negro, masculino o femenino, niña o niño. Existen matices, características que hacen a cada uno diferente del otro; por ello todos son seres únicos e irrepetibles.