SAN ANDRÉS: Magia, color, sabor y diferencia.

SAN ANDRÉS: Magia, color, sabor y diferencia

Autor: Sara Inés Hoyos Riascos

Facultad de Humanidades y Artes

Pisar un territorio tan impropio como distante; ver isleños que no lucen, no hablan, no creen, no piensan ni sienten como la gente del resto de Colombia; apreciar los siete colores que ofrece el mar Caribe; presenciar los atardeceres en tonos rosas; respirar los exquisitos aromas de una cultura edificada por esclavos africanos y haitianos abandonados en tierras lejanas por aligerar la carga de barcos que llevaban cientos de ellos; sentir los ritmos adueñándose del alma; soltarse de las ataduras del lugar del que se procede… es la magia de San Andrés.

Recorrer San Andrés permite evocar la Norteamérica reflejada en las películas de negros: calles repletas de carros lujosos, bellas combinaciones de razas, iglesias bautistas adornadas con hermosas ancianas luciendo sus mejores peinados e indumentarias dispuestas a cantar por horas alabanzas Góspel, tal cual se ve en las iglesias de Misisipi.

Más allá de las disputas que actualmente sostienen Colombia y Nicaragua por este hermoso pedazo de tierra y enormes riquezas marítimas, los raizales, gentiles, son conscientes del paraíso que tienen. Abiertamente, prefieren reconocerse solo como sanandresanos, como lo asegura Jean Pierre, un isleño que durante mi viaje me ofreció no solo un servicio de taxi sino también su amistad.

Aunque entre risas y bailes se asoma la empatía que tienen los sanandresanos hacia el pueblo colombiano, admiten abandono por parte del Gobierno Nacional. Jean Pierre explica, mientras sostiene el timón, que no contempla la remota posibilidad de pertenecer al pueblo nicaragüense, a pesar de que está más cerca, hablando de distancias geográficas. Entiende los problemas nacionales y sabe muy bien que los isleños son muy diferentes a los del interior; pero aun así seguirá sintiéndose colombiano.

Recorrer San Andrés permite evocar la Norteamérica reflejada en las películas de negros: calles repletas de carros lujosos, bellas combinaciones de razas, iglesias bautistas adornadas con hermosas ancianas luciendo sus mejores peinados e indumentarias dispuestas a cantar por horas alabanzas Góspel, tal cual se ve en las iglesias de Misisipi.

Nada de esto es visible en la zona turística, todo está escondido en la otra parte de la isla, donde la cultura ancestral vive, de secretos a gritos entrelazados por un idioma que los colombianos no conocemos.

RECUADROS

Trucos para no arruinarse en San Andrés .

-Viajar en una aerolínea ‘económica’ no siempre es la mejor opción, pues cobra por cada servicio adicional (como numeración de silla, equipaje de más de doce kilos, impresión del tiquete y fila para el abordaje).

-Se conoce más caminando que con algunos programas que ofrecen las agencias de viajes en paquetes turísticos. En realidad, ser amable y ganarse un amigo isleño es el truco para ir a lugares más allá de la Cueva de Morgan o el acuario.

-Desprenderse de la idea de regresar con regalos hasta para el perro. Se puede convertir en una tortura querer obsequiarle a Raimundo y todo el mundo una loción o chocolates, que ya se consiguen en el interior de Colombia.

-La comida suele ser muy costosa y de mala calidad en la isla. Lleve algunos productos desde su sitio de origen.

-Sacudirse del imaginario de que se llegó a Miami y se va a movilizar en carrito de golf  o en cuatrimoto. Caminar, colectivo o mototaxi es la solución.

Comer en San Andrés

-Las influencias paisas están presente en cada espacio de la isla, por lo que la comida típica o tradicional no está muy presente en los lugares turísticos. Para encontrarla se debe escudriñar un poco más en los sectores populares.

-En los restaurantes comunes los platos son costosos y si su sueño es la comida de mar, como un suculento sancocho de pescado, debe ir a donde comen los raizales.

-Las comidas rápidas están a la orden del día y aunque dañinas, son una buena alternativa para engañar al estómago.

Un gran abandono

En el norte de Colombia están ubicadas tres islas que, para ser francos, sufren de un gran abandono. Solo las dificultades sanitarias que pasan por falta de agua -los sectores no turísticos del archipiélago-, son un ejemplo de esto, pues desde el 15 de abril las alarmas se encendieron por una eminente calamidad pública. Factores como el fenómeno del Niño, las marcadas disminuciones de lluvias, que brillaron por su ausencia desde 2013, y la sobrepoblación, han provocado una explotación desmedida de las fuentes hídricas.

En un territorio de 26 kilómetros cuadrados, no solo habitan propios -75.000 personas-, sino también locos enamorados que ven en la isla su tierra prometida y se quedan viviendo allí. A esto se suma un millón de turistas que agotan recursos que la naturaleza proporciona para pocos. Así pues, evidentemente existe un problema de número de pobladores, aunque en los últimos días, la gobernación de San Andrés tomó la radical medida de duplicar el precio de la tarjeta de entrada, que pasó de $52.000 a $91.000 pesos colombianos.

Pero se deben tomar otras medidas desde el Gobierno Nacional, dignas de justificar la batalla que actualmente se está librando contra Nicaragua en la Corte Internacional de Justicia.

 Una región que podría ser país

Los enigmas del Caribe están presentes en los paisajes que la naturaleza nos enseña allí, quizá sea algo en común entre los paradisiacos lugares que lo constituyen; pues hoy en día, que estamos atravesando el boom de las integraciones culturales, el mundo recibe incalculable información sobre estas tierras. Un gran ejemplo es una de las Antillas menores, Barbados, que aunque viene de las dominaciones española y del Reino Unido, logró construir una identidad propia, en la cual podemos apreciar muchas similitudes con San Andrés, pues en ambas existe una riqueza cultural distintiva, hermosísimos rostros oscuros con ojos multicolor y labios rosas, movimientos acelerados del cuerpo al danzar, un inglés veloz acortando palabras, tranquilidad sin igual, entre otros atributos que hacen enamorarse del Caribe.

Hace algunos meses, el sector privado comenzó una campaña de “embellecimiento” del popular barrio San Luis. La iniciativa lleva el nombre de Sea of Color y consiste en pintar de vivos colores las fachadas de típicas casas construidas en madera y demás recursos inconfundibles de estas zonas.

“Hace algunos años habían dos San Andrés, el que visitan los turistas todo el año y el que nos tocaba vivir a los nacidos y criados en la isla -porque hay otros que se han venido a vivir acá, pero viven en el centro o cerca de lo turístico, los paisas-, pero ahora se ve cómo se están uniendo las dos caras de las monedas.” explicó Jean Pierre.

Más de quinientos voluntarios conformados entre familias enteras del sector, visitantes y funcionarios de entidades vinculadas a estas jornadas, buscan mostrar una nueva cara de la isla, llena de diferentes colores, vida, alegría y unión.

Aunque entre risas y bailes se asoma la empatía que tienen los sanandresanos hacia el pueblo colombiano, admiten abandono por parte del Gobierno Nacional.

Escucha La Radio USC

Otros recomendados…

 El lenguaje del amor   

 El lenguaje del amor   

El lenguaje del amor   Una familia sordomuda desafía las barreras lingüísticas con afecto, ingenio y determinación.  “En la primaria, mi mamá acostumbraba a preguntarles a los maestros sobre mi rendimiento académico; un día, una de las docentes, al ver las señas que...

read more
¿Es este el fin de la televisión tradicional?

¿Es este el fin de la televisión tradicional?

¿Es este el fin de la televisión tradicional?Aunque las nuevas producciones del entretenimiento están impulsando el rating en la televisión colombiana, las plataformas de streaming también están ganando puestos en los hogares colombianos ...los encuestados ven menos...

read more
Descuido médico: Entre la esperanza y el desamparo

Descuido médico: Entre la esperanza y el desamparo

Descuido médico: Entre la esperanza y el desamparo Desde diagnósticos erróneos hasta tratamientos mortales, una historia de errores y ciega confianza en el equipo médico.  El 2 de julio del 2008, Mady Erazo despertó creyendo que ese sería un día como los anteriores....

read more

EL DERECHO A SER ESCUCHADOS

EL DERECHO A SER ESCUCHADOS

Autores: Juan Camilo Lourido | Sharon Otálvora.

Facultad de Humanidades y Artes

Un movimiento en pro de la vida, la tierra y la paz, que no tuvo respuesta. Esto fue la minga indígena, cuyo recorrido se inició en El Pital, dio un paso por Cali y culminó en Bogotá, dando una gran enseñanza de unión y determinación, a pesar de no concretar ni dialogar con el Presidente Iván Duque.

Esta marcha arrancó el 10 de octubre, originalmente se tenía planeado plantarse en Cali dos días después, a la espera del mandatario de la nación; pero este no hizo presencia durante el evento.

Sobre la razón principal de los pueblos indígenas, María Isabel Tombe, miembro de la guardia indígena del CRIC, manifiesta: “Nos están matando, ya no se puede hablar, si lo hacemos nos convertimos en un objetivo militar, tanto de la fuerza pública, como de la misma guerrilla. Sin embargo, nos manifestamos, porque como lo dijo nuestra líder Cristina:si hablamos nos matan, y si no lo hacemos, también. Así que hablemos”.

Isabel Tombe manifiesta que “no es mentira que en los corregimientos y municipios hay policía y ejército, pero igual nos están matando. Por eso es necesaria la autonomía, porque a veces el gobierno, junto a la guerrilla, nos quieren callar”.

Cabe resaltar que, según un informe del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz, Indepaz, redactado a finales del año 2019, Cauca ocupa el primer lugar como la región con mayor número de líderes sociales asesinados.

Durante los primeros días de la marcha, en la previa de la llegada a Cali, se promulgó un gran miedo por el riesgo al contagio del COVID-19. No obstante, respecto a esas posturas, Luis Alfonso Mena Sepúlveda, actual director del medio alternativo Periodismo Libre,reflexiona: “Partamos del hecho de que los medios de comunicación masivos tradicionales son extensiones del poder, reproducen el discurso que le conviene a las élitese imponen su ideología; dicen que los indígenas son perezosos, que están infiltrados y demás; todas las matrices de desinformación necesarias para desacreditar la marcha”.

Por otro lado, hubo gran polémica sobre el impacto político que tendría la manifestación. En palabras del estudiante de derecho, Diego Fernando Chavarro Jiménez, “el CRIC es un conglomerado político, no social. La minga es utilizada como herramienta de presión política por la hegemonización de luchas que se da en pleno siglo XXI.Esto consiste en que muchas fuerzas, que no tienen ninguna lucha en común, se unen discursivamente, creando así una multitud no uniforme como fuerza política que impide al presidente cumplir su función”.

Bajo los artículos 330 y 329 de la Constitución, los cabildos quedan estipulados como unidades de organización política autónoma, mientras que los incisos 1 y 3 del segundo artículo, dan validez al CRIC como entidad territorial que agrupa administrativamente y da representación política a los cabildos frente al gobierno.

En esa línea de pensamiento, Luis Mena responde: “Las luchas sociales son también políticas, dejemos ese cuento que dice que una causa social no puede tener incidencia política. La minga se movilizó en ejercicio de una respuesta política, para dar un mensaje al presidente, quien no los atendió; ya que ellos, los indígenas, han visto cómo cada vez hay menos seguridad y se incumple el acuerdo de paz. Por eso mismo buscan una democratización de la vida nacional, un objetivo social y político”.

En relación con el rol protector del Estado, Isabel Tombe manifiesta que “no es mentira que en los corregimientos y municipios hay policía y ejército, pero igual nos están matando. Por eso es necesaria la autonomía, porque a veces el gobierno, junto a la guerrilla, nos quieren callar”.

El ya mencionado informe de Indepaz, confirma la presencia de diferentes actores del conflicto en la región, clasificados en grupos narco-paramilitares, disidencias o residuales de la FARC y células del ELN.

Sobre la actitud del Estado, Mena concluye, “se dice que el problema es cómo vamos a reprimir tropas que solo generan más violencia. Debemos ir a la base, que es estructural, plantearnos cómo solucionamos la falta de vías para sacar los productos, cómo damos acceso al mercado. El narcotráfico utiliza ese hecho para decirle al campesino que cultive coca, puesto que ellos sí le compran. El Estado no facilita una producción sana”.

Algo en lo que coincide con Chavarro, quien dice, “como ellos están en condiciones desfavorables, ayudémoslos a que tengan las condiciones para competir como iguales. De lo contrario, nunca se acabará la inequidad y mucho menos conseguiremos igualdad”.

La marcha terminó haciendo un recorrido de 12 días, culminando el 21 de octubre en la capital del país. A pesar de que la reunión con el presidente no pudo concretarse, los indígenas dieron una gran lección de organización, “dejaron en orden todos los sitios que les prestaron para asentarse. El mismo ministro de defensa admitió que esta fue una protesta totalmente pacífica a lo largo de todo el país. La guardia indígena, reconocida constitucionalmente, frenó todo intento de disturbio”, concluyó Mena.

…La minga es utilizada como herramienta de presión política por la hegemonización de luchas que se da en pleno siglo XXI.

Escucha La Radio USC

Otros recomendados…

 El lenguaje del amor   

 El lenguaje del amor   

El lenguaje del amor   Una familia sordomuda desafía las barreras lingüísticas con afecto, ingenio y determinación.  “En la primaria, mi mamá acostumbraba a preguntarles a los maestros sobre mi rendimiento académico; un día, una de las docentes, al ver las señas que...

read more
¿Es este el fin de la televisión tradicional?

¿Es este el fin de la televisión tradicional?

¿Es este el fin de la televisión tradicional?Aunque las nuevas producciones del entretenimiento están impulsando el rating en la televisión colombiana, las plataformas de streaming también están ganando puestos en los hogares colombianos ...los encuestados ven menos...

read more
Descuido médico: Entre la esperanza y el desamparo

Descuido médico: Entre la esperanza y el desamparo

Descuido médico: Entre la esperanza y el desamparo Desde diagnósticos erróneos hasta tratamientos mortales, una historia de errores y ciega confianza en el equipo médico.  El 2 de julio del 2008, Mady Erazo despertó creyendo que ese sería un día como los anteriores....

read more