Luz, cámara…silencio: el cierre forzado de un cine al aire libre

Luz, cámara… silencio  
El cierre forzado de un cine al aire libre   

Autoras: Geraldine Herrera |Ornella Bejarano |Camila Torres.

Facultad de Humanidades y Artes

En el corazón del centro de Cali, entre ceibas y el séptimo arte, el cine al aire libre CineQuanon se levantaba como un faro de esperanza y cultura. Durante años, este espacio único ofreció funciones semanales, convirtiéndose en un punto de encuentro para la comunidad y una ventana hacia el mundo del cine. 

“Quiero que quede claro que siempre fue una actividad sin ánimo de lucro y que fue clave para lo que hoy estoy haciendo, que se basa en salvar esta especie de árboles”.

Este santuario cinematográfico no era solo un lugar de entretenimiento, era una manifestación de solidaridad y compromiso con aquellos que menos tienen. Cada proyección era un acto de resistencia cultural, llevando películas de calidad al barrio San Nicolás, un sector que a menudo se ve excluido de otras formas de entretenimiento. “Pienso que CineQuanon no comenzó recientemente, era un proyecto que viene desde la infancia, desde que nos reunimos con Paul en el 98 en la Nueva Floresta a ver películas y Dragón Ball con varios niños”, comentó Leandro Pérez, amigo del creador, Paul Almeida. 

Sin embargo, la triste realidad de la inseguridad que asechaba el área finalmente alcanzó a CineQuanon; los incidentes violentos se volvieron más frecuentes, poniendo en peligro la seguridad, tanto de los espectadores como del personal del cine. “Una persona malintencionada y agalluda dañó el telón con el que cada semana presentábamos las películas”, comentó Almeida. A pesar de los esfuerzos por mantenerse en pie, el riesgo se volvió demasiado grande y el teatro se vio obligado a cerrar. 

Además del entretenimiento accesible para todos, también promovía la conciencia ambiental y la conexión con la naturaleza. El espacio de proyecciones incluía una huerta alrededor de dos ceibas, mobiliario urbano, una tarima y un telón retráctil para proyecciones. Se destacaba también un ‘Food Truck’, que vendía comida rápida y a su vez cumplía la función de recolectar y almacenar agua de lluvia, promoviendo así la cosecha de agua y la sostenibilidad ambiental en la comunidad.  

Salvar las ceibas 

El proyecto CineQuanon nació en el 2019, a raíz de una situación que estaba sucediendo con los árboles notables de la ciudad: Las ceibas pentandras iban a ser taladradas y removidas del lugar, porque estaban afectadas gravemente por la invasión de alrededor de 6.500 gusanos orugas. La autoridad ambiental, el DAGMA, combatió la plaga, pero pretendía talar las ceibas, Al crearse este espacio cinematográfico al aire libre junto a los árboles, la comunidad acogió a CineQuanon como un aliado en pro de la naturaleza y el séptimo arte.  

“Quiero que quede claro que siempre fue una actividad sin ánimo de lucro y que fue clave para lo que hoy estoy haciendo, que se basa en salvar esta especie de árboles”, añadió Almeida.  

Este lamentable hecho deja un vacío palpable en la comunidad. Más allá de ser simplemente un lugar para ver películas, era un refugio, un espacio seguro donde la comunidad podía reunirse y compartir experiencias. La pérdida de CineQuanon no solo representa el fin de un espacio cultural, sino también el fracaso de la sociedad en proteger y valorar las joyas culturales que florecen incluso en los entornos más desfavorecidos.  

Su legado perdurará en la memoria de aquellos que alguna vez disfrutaron de sus proyecciones bajo las estrellas; “para mí fue muy especial compartir con mis amigos este espacio diferente de cine callejero entre ese par de abuelas hermosas, las ceibas”, compartió Lina Alonso, visitante del proyecto. 

Su cierre es un recordatorio de la importancia de luchar por la seguridad y el bienestar de todas las comunidades, sin importar su estatus socioeconómico. Su historia sirve como inspiración para nuevas iniciativas que busquen llevar el cine y la cultura a todos los rincones de nuestra ciudad.  

La pérdida de CineQuanon no solo representa el fin de un espacio cultural, sino también el fracaso de la sociedad en proteger y valorar las joyas culturales que florecen incluso en los entornos más desfavorecidos”.

Escucha La Radio USC

Otros recomendados…

Claudia la Presidenta

Claudia la Presidenta

Claudia La Presidenta Autor:  Pedro Pablo AguileraClaudia Sheinbaum Pardo ya tiene un lugar en la historia de México al ser la primera mujer en ocupar el cargo como Presidente de México. Y eso no es poca cosa en un país que se  mueve entre el machismo desbordado y el...

read more
Jardineros en la niebla

Jardineros en la niebla

Jardineros en la nieblaUna gigante de la naturaleza camina con sigilo. No es tierno como la cría de un oso de anteojos, ni colorido como el pato de los torrentes. Ella, en cambio, es extraña, solitaria y tan noble que parece no tener miedo alguno a la peligrosa...

read more
 El lenguaje del amor   

 El lenguaje del amor   

El lenguaje del amor   Una familia sordomuda desafía las barreras lingüísticas con afecto, ingenio y determinación.  “En la primaria, mi mamá acostumbraba a preguntarles a los maestros sobre mi rendimiento académico; un día, una de las docentes, al ver las señas que...

read more
¿Es este el fin de la televisión tradicional?

¿Es este el fin de la televisión tradicional?

¿Es este el fin de la televisión tradicional?Aunque las nuevas producciones del entretenimiento están impulsando el rating en la televisión colombiana, las plataformas de streaming también están ganando puestos en los hogares colombianos ...los encuestados ven menos...

read more