Segundas oportunidades para animales abandonados

Segundas oportunidades para animales abandonados

Autoras: Nicoll Perea Muñoz | Valentina Salazar Valencia | Nathalia Sánchez Motato.

Facultad de Humanidades y Artes

En un mundo lleno de maldad y adversidades, hay quienes eligen enfrentar el dolor ajeno con determinación, motivados por un profundo sentido de compasión, para marcar la diferencia en la vida de los que no pueden defenderse: los animales callejeros.. 

El compromiso y la bondad de individuos y organizaciones hacia los animales callejeros reflejan un rayo de esperanza en medio de la adversidad. Estas historias de rescate y adopción muestran cómo el amor y la compasión pueden transformar vidas, tanto las de los animales como las de quienes los acogen, resaltando la importancia de brindar oportunidades y cuidado a los seres más vulnerables de nuestra sociedad.

El abandono de animales es más que una simple irresponsabilidad, es un reflejo de cómo la sociedad falla en la búsqueda del bienestar y la protección de esos seres vulnerables. Ante esta situación, se han creado fundaciones que buscan construir un refugio seguro para esas criaturas desamparadas.

Una de las fundaciones es Lazarolandia, ubicada en la ciudad de Cali. Su misión es cuidar y rescatar perros y gatos enfermos que han sido dejados a su suerte, enfrentando altas temperaturas y múltiples riesgos en las calles. Una de sus encargadas, quien dijo llamarse ‘Chechy’, cuenta que los procesos de adopción son muy meticulosos y se aseguran de que los animales queden en buenas manos.

Otra fundación es la Kilamara, que desde hace dos años hace rescates en la ciudad. Sus líderes son conscientes de los riesgos que implica tratar animales en condición de abandono, pero esto no es impedimento para cuidarlos y encontrarles un lugar seguro en donde puedan ser amados. Juan Manuel Rengifo, encargado de la logística de adopción cuenta que “como fundación nuestra forma de contribuir en la labor es asegurarnos que nuestros animalitos queden en buenas familias y tengan muy buena vida”.

Hay casos en los que los adoptantes los devuelven a la fundación porque no pueden hacerse cargo.

Rengifo comparte que la situación de dos pequeños gatos ha marcado mucho su vida porque fueron encontrados en una situación deplorable en las calles de Cali, su equipo hizo todo lo posible para poder ayudarlos y considera que están vivos de milagro. Asegura que estos gatos no pueden ser separados porque son dependientes el uno del otro y eso ha sido una dificultad en su proceso de adopción. Actualmente se encuentran en la fundación sanos, felices e inseparables.

La historia de algunos animales ha tocado el corazón de personas que decidieron adoptarlos, como María Ximena Valencia. Ella relata que un día navegaba por Instagram y se encontró una publicación de unos gatos tigrillos de apenas un mes de nacidos, que estaban dando en adopción. Al ver los comentarios se percató de que todos encontraron hogar menos, al que nadie quería por no ser tigrillo sino negro. “Sentí mucho coraje, pues ¿cómo es posible que existan personas que rechacen un animal solo por el color de su pelo? Por eso decidí darle una oportunidad al animalito y es lo mejor que me ha pasado en un gran tiempo”.

La llamó Mía Sofía e inmediatamente su vida empezó a cambiar. Aquellos que le decían que la gata traería mala suerte a su vida estaban equivocados, porque Mía trajo felicidad y armonía a su hogar. Así fue como conoció el amor por los gatos, tanto que la llevó a adoptar a su segunda mascota.

                                                                                              

La labor de rescatar perros y gatos ha tenido el protagonismo de otras personas con un gran corazón, como María Fernanda Cuero, una ama de casa que, desde hace 4 años, se dedica a brindar segundas oportunidades a animales abandonados. Comenta que nunca se hubiera imaginado el cambio que tendría su vida luego de empezar esta labor, pues anteriormente los felinos y los perros no eran de su agrado, al punto de sentir cierto miedo de estar cerca de ellos. Esa situación cambió cuando llegaron a su hogar dos gatos bebés que habían sido abandonados. Llena de nerviosismo les dio la bienvenida a su hogar y pasados unos días la conexión entre los tres fue única.

Pero, por falta de experiencia, no los llevó al veterinario y los gatos poco a poco se fueron enfermando: “Desafortunadamente, no les sacamos exámenes de sida y ya venían enfermos, poco a poco fueron debilitándose hasta que uno de ellos quedó parapléjico y debí sacrificarlos”.

Su paso por la vida de María Fernanda Cuero fue muy efímero, pero le dejaron un profundo amor por los animales. Y, sobre todo, el propósito de salvar vidas. Actualmente, Cuero tiene 3 felinos en su casa, todos recatados por su esposo y por ella. El último gato que rescató, llamado Brown, fue el que más desafíos les significó, pues estaba muy débil y los exámenes revelaron que tenía una infección en su piel y sus dientes, además de cáncer; pero nada de eso fue impedimento para poder darle otra oportunidad de vida.

                                                                                              

Después de muchos tratamientos, baños medicinales y amor, Brown ahora es un gato lleno de vitalidad, que juega con sus dueños y poco a poco va ganándole la batalla al cáncer. “Cuando llegó Brown a nuestras vidas era un gato muy nervioso, se mantenía escondido y lejos de los demás, pero al ir recuperándose comenzó a jugar y a demostrar confianza, es como si fuera otro”, agrega.

Historias con un inicio devastador y difícil, con la ayuda de voluntarios dispuestos a cambiarle la vida a un ser indefenso, pueden concluir en un muy feliz final. Es el caso de Malcolm Perea Moreno y Laura Muñoz, una pareja que hace 11 años decidió cambiar la vida de un animal y rescatarlo; encontraron cerca de Cali a Estrella en una bolsa de basura, sucia y desnutrida.

Laura y Malcolm no dudaron en socorrerla y adoptarla para que, junto a esta familia, tuviera una segunda oportunidad. “Estrella trajo alegría a este hogar, pero sobre todo nos dio a conocer el mundo de la adopción y lo importante que es brindarle amor a un ser indefenso, el amor hacia las mascotas no es algo que se debería comprar”, relató Laura Muñoz.

Así como las personas ayudaron y salvaron a sus mascotas, ellos con su compañía y amor les agradecen su bondad y se convierten en parte esencial de la familia.

El compromiso y la bondad de individuos y organizaciones hacia los animales callejeros reflejan un rayo de esperanza en medio de la adversidad. Estas historias de rescate y adopción muestran cómo el amor y la compasión pueden transformar vidas, tanto las de los animales como las de quienes los acogen, resaltando la importancia de brindar oportunidades y cuidado a los seres más vulnerables de nuestra sociedad.

En un mundo lleno de maldad y adversidades, hay quienes eligen enfrentar el dolor ajeno con determinación“.

Escucha La Radio USC

Otros recomendados…

Claudia la Presidenta

Claudia la Presidenta

Claudia La Presidenta Autor:  Pedro Pablo AguileraClaudia Sheinbaum Pardo ya tiene un lugar en la historia de México al ser la primera mujer en ocupar el cargo como Presidente de México. Y eso no es poca cosa en un país que se  mueve entre el machismo desbordado y el...

read more
Jardineros en la niebla

Jardineros en la niebla

Jardineros en la nieblaUna gigante de la naturaleza camina con sigilo. No es tierno como la cría de un oso de anteojos, ni colorido como el pato de los torrentes. Ella, en cambio, es extraña, solitaria y tan noble que parece no tener miedo alguno a la peligrosa...

read more
 El lenguaje del amor   

 El lenguaje del amor   

El lenguaje del amor   Una familia sordomuda desafía las barreras lingüísticas con afecto, ingenio y determinación.  “En la primaria, mi mamá acostumbraba a preguntarles a los maestros sobre mi rendimiento académico; un día, una de las docentes, al ver las señas que...

read more
¿Es este el fin de la televisión tradicional?

¿Es este el fin de la televisión tradicional?

¿Es este el fin de la televisión tradicional?Aunque las nuevas producciones del entretenimiento están impulsando el rating en la televisión colombiana, las plataformas de streaming también están ganando puestos en los hogares colombianos ...los encuestados ven menos...

read more

SAN ANDRÉS: Magia, color, sabor y diferencia.

SAN ANDRÉS: Magia, color, sabor y diferencia

Autor: Sara Inés Hoyos Riascos

Facultad de Humanidades y Artes

Pisar un territorio tan impropio como distante; ver isleños que no lucen, no hablan, no creen, no piensan ni sienten como la gente del resto de Colombia; apreciar los siete colores que ofrece el mar Caribe; presenciar los atardeceres en tonos rosas; respirar los exquisitos aromas de una cultura edificada por esclavos africanos y haitianos abandonados en tierras lejanas por aligerar la carga de barcos que llevaban cientos de ellos; sentir los ritmos adueñándose del alma; soltarse de las ataduras del lugar del que se procede… es la magia de San Andrés.

Recorrer San Andrés permite evocar la Norteamérica reflejada en las películas de negros: calles repletas de carros lujosos, bellas combinaciones de razas, iglesias bautistas adornadas con hermosas ancianas luciendo sus mejores peinados e indumentarias dispuestas a cantar por horas alabanzas Góspel, tal cual se ve en las iglesias de Misisipi.

Más allá de las disputas que actualmente sostienen Colombia y Nicaragua por este hermoso pedazo de tierra y enormes riquezas marítimas, los raizales, gentiles, son conscientes del paraíso que tienen. Abiertamente, prefieren reconocerse solo como sanandresanos, como lo asegura Jean Pierre, un isleño que durante mi viaje me ofreció no solo un servicio de taxi sino también su amistad.

Aunque entre risas y bailes se asoma la empatía que tienen los sanandresanos hacia el pueblo colombiano, admiten abandono por parte del Gobierno Nacional. Jean Pierre explica, mientras sostiene el timón, que no contempla la remota posibilidad de pertenecer al pueblo nicaragüense, a pesar de que está más cerca, hablando de distancias geográficas. Entiende los problemas nacionales y sabe muy bien que los isleños son muy diferentes a los del interior; pero aun así seguirá sintiéndose colombiano.

Recorrer San Andrés permite evocar la Norteamérica reflejada en las películas de negros: calles repletas de carros lujosos, bellas combinaciones de razas, iglesias bautistas adornadas con hermosas ancianas luciendo sus mejores peinados e indumentarias dispuestas a cantar por horas alabanzas Góspel, tal cual se ve en las iglesias de Misisipi.

Nada de esto es visible en la zona turística, todo está escondido en la otra parte de la isla, donde la cultura ancestral vive, de secretos a gritos entrelazados por un idioma que los colombianos no conocemos.

RECUADROS

Trucos para no arruinarse en San Andrés .

-Viajar en una aerolínea ‘económica’ no siempre es la mejor opción, pues cobra por cada servicio adicional (como numeración de silla, equipaje de más de doce kilos, impresión del tiquete y fila para el abordaje).

-Se conoce más caminando que con algunos programas que ofrecen las agencias de viajes en paquetes turísticos. En realidad, ser amable y ganarse un amigo isleño es el truco para ir a lugares más allá de la Cueva de Morgan o el acuario.

-Desprenderse de la idea de regresar con regalos hasta para el perro. Se puede convertir en una tortura querer obsequiarle a Raimundo y todo el mundo una loción o chocolates, que ya se consiguen en el interior de Colombia.

-La comida suele ser muy costosa y de mala calidad en la isla. Lleve algunos productos desde su sitio de origen.

-Sacudirse del imaginario de que se llegó a Miami y se va a movilizar en carrito de golf  o en cuatrimoto. Caminar, colectivo o mototaxi es la solución.

Comer en San Andrés

-Las influencias paisas están presente en cada espacio de la isla, por lo que la comida típica o tradicional no está muy presente en los lugares turísticos. Para encontrarla se debe escudriñar un poco más en los sectores populares.

-En los restaurantes comunes los platos son costosos y si su sueño es la comida de mar, como un suculento sancocho de pescado, debe ir a donde comen los raizales.

-Las comidas rápidas están a la orden del día y aunque dañinas, son una buena alternativa para engañar al estómago.

Un gran abandono

En el norte de Colombia están ubicadas tres islas que, para ser francos, sufren de un gran abandono. Solo las dificultades sanitarias que pasan por falta de agua -los sectores no turísticos del archipiélago-, son un ejemplo de esto, pues desde el 15 de abril las alarmas se encendieron por una eminente calamidad pública. Factores como el fenómeno del Niño, las marcadas disminuciones de lluvias, que brillaron por su ausencia desde 2013, y la sobrepoblación, han provocado una explotación desmedida de las fuentes hídricas.

En un territorio de 26 kilómetros cuadrados, no solo habitan propios -75.000 personas-, sino también locos enamorados que ven en la isla su tierra prometida y se quedan viviendo allí. A esto se suma un millón de turistas que agotan recursos que la naturaleza proporciona para pocos. Así pues, evidentemente existe un problema de número de pobladores, aunque en los últimos días, la gobernación de San Andrés tomó la radical medida de duplicar el precio de la tarjeta de entrada, que pasó de $52.000 a $91.000 pesos colombianos.

Pero se deben tomar otras medidas desde el Gobierno Nacional, dignas de justificar la batalla que actualmente se está librando contra Nicaragua en la Corte Internacional de Justicia.

 Una región que podría ser país

Los enigmas del Caribe están presentes en los paisajes que la naturaleza nos enseña allí, quizá sea algo en común entre los paradisiacos lugares que lo constituyen; pues hoy en día, que estamos atravesando el boom de las integraciones culturales, el mundo recibe incalculable información sobre estas tierras. Un gran ejemplo es una de las Antillas menores, Barbados, que aunque viene de las dominaciones española y del Reino Unido, logró construir una identidad propia, en la cual podemos apreciar muchas similitudes con San Andrés, pues en ambas existe una riqueza cultural distintiva, hermosísimos rostros oscuros con ojos multicolor y labios rosas, movimientos acelerados del cuerpo al danzar, un inglés veloz acortando palabras, tranquilidad sin igual, entre otros atributos que hacen enamorarse del Caribe.

Hace algunos meses, el sector privado comenzó una campaña de “embellecimiento” del popular barrio San Luis. La iniciativa lleva el nombre de Sea of Color y consiste en pintar de vivos colores las fachadas de típicas casas construidas en madera y demás recursos inconfundibles de estas zonas.

“Hace algunos años habían dos San Andrés, el que visitan los turistas todo el año y el que nos tocaba vivir a los nacidos y criados en la isla -porque hay otros que se han venido a vivir acá, pero viven en el centro o cerca de lo turístico, los paisas-, pero ahora se ve cómo se están uniendo las dos caras de las monedas.” explicó Jean Pierre.

Más de quinientos voluntarios conformados entre familias enteras del sector, visitantes y funcionarios de entidades vinculadas a estas jornadas, buscan mostrar una nueva cara de la isla, llena de diferentes colores, vida, alegría y unión.

Aunque entre risas y bailes se asoma la empatía que tienen los sanandresanos hacia el pueblo colombiano, admiten abandono por parte del Gobierno Nacional.

Escucha La Radio USC

Otros recomendados…

Claudia la Presidenta

Claudia la Presidenta

Claudia La Presidenta Autor:  Pedro Pablo AguileraClaudia Sheinbaum Pardo ya tiene un lugar en la historia de México al ser la primera mujer en ocupar el cargo como Presidente de México. Y eso no es poca cosa en un país que se  mueve entre el machismo desbordado y el...

read more
Jardineros en la niebla

Jardineros en la niebla

Jardineros en la nieblaUna gigante de la naturaleza camina con sigilo. No es tierno como la cría de un oso de anteojos, ni colorido como el pato de los torrentes. Ella, en cambio, es extraña, solitaria y tan noble que parece no tener miedo alguno a la peligrosa...

read more
 El lenguaje del amor   

 El lenguaje del amor   

El lenguaje del amor   Una familia sordomuda desafía las barreras lingüísticas con afecto, ingenio y determinación.  “En la primaria, mi mamá acostumbraba a preguntarles a los maestros sobre mi rendimiento académico; un día, una de las docentes, al ver las señas que...

read more
¿Es este el fin de la televisión tradicional?

¿Es este el fin de la televisión tradicional?

¿Es este el fin de la televisión tradicional?Aunque las nuevas producciones del entretenimiento están impulsando el rating en la televisión colombiana, las plataformas de streaming también están ganando puestos en los hogares colombianos ...los encuestados ven menos...

read more