La Partería Tradicional del Litoral Pacífico Colombiano 

Autoras: Paola Clavijo y Valentina Ospina

Facultad de Humanidades y Artes

II Encuentro de la Federación Nacional de Parteras Tradicionales de Colombia, realizada en el Festival de música del Pacífico Petronio Álvarez 2023. | Paola Clavijo. Tomado el 16/08/23

Conocimientos de identidad compartidos de generación en generación, desde el trabajo comunitario, el turismo cultural y la lucha por el reconocimiento del servicio a la sociedad. 

 

“…hay personas que tienen forma de colaborar con dinero por el servicio, otros que le traen a uno una gallina, un cerdito o un racimo de plano…”

La Partería Tradicional se realiza principalmente en el Pacífico colombiano y nace por la necesidad de prestar un servicio a la comunidad, en su mayoría veredas y corregimientos, que carecen de servicio de salud por parte del Estado colombiano. Es una dinámica cultural en la que se desarrollan conocimientos y prácticas ancestrales entregadas de generación en generación, brindando una identidad de territorio. Esta vocación preserva, desde la semilla y la tierra, hasta el autocuidado, el cuidado familiar y el cuidado comunitario. 

¿Es una labor paga? 

Para la directora de la Asociación de Parteras Unidas del Pacífico (ASOPARUPA), Lizeth Quiñonez, “de la partería no se vive, no se cobra por atender un parto. Si hay una remuneración, bien, y si no también, porque hay una vocación de servicio y la partera permanece en el territorio”.  

Celmira Pineda, partera del municipio de Olaya Herrera, Nariño, señala que vive de un pequeño emprendimiento, la venta de brebajes, que se preparan con hierbas para el cuidado posparto de las parturientas, como llaman a las mujeres que tienen un parto. 

“Sobrevivimos con las actividades de emprendimiento, unas parteras venden pan, pasteles, ropa; otros somos agricultores; diferentes actividades que hacemos cada uno para sobrevivir”, expresa el partero y líder comunitario Américo Mosquera.  

Añade que hacen trueques, “hay personas que tienen forma de colaborar con dinero por el servicio, otros que le traen a uno una gallina, un cerdito o un racimo de plano”. 

Mosquera también comenta que el propósito de los parteros es servirle a la gente y, sobre todo, ver que las mujeres que tengan la necesidad de ese servicio puedan acceder a los parteros en sus comunidades, para que las acompañen en ese momento tan especial de dar a luz a sus hijos y evitar el riesgo de muerte, tanto de ellas como de sus bebés.  

¿Cómo lo hacen?  

Por un lado, según la partera Celmira Pineda, se debe “conocer el proceso de la parturienta para poder auxiliarla en el parto”, con una atención antes, durante y después del parto. Así mismo, la partera está en constante comunicación con la parturienta, generando un gran vínculo de confianza.  

Además, expresa que son importantes las medidas preventivas y contar con todos los instrumentos necesarios para el parto.  

Por otro lado, Mosquera explica que inician el proceso desde que empieza el embarazo “y ellas nos buscan, o si vemos a una gestante, la abordamos y le preguntamos si ya se está haciendo algún tipo de control en el hospital; si no es así, la invitamos para que pueda ser asistido el parto por nosotros”.  

Ya cuando se aproxima el parto, si la mujer busca la atención en casa, “le preguntamos si tiene el control. Si lo tiene, le preguntamos: ¿Qué le ha dicho el médico sobre el embarazo?, ¿es de alto o bajo riesgo? Si es de bajo riesgo, la podemos atender en casa; si es de alto riesgo, de una la mandamos al hospital, no podemos atenderla y le buscamos un medio de transporte”, expone el partero Américo. 

Cita de control a una gestante

Partera Francisca Córdoba.

Examen de control a una embarazada

Partera Francisca Córdoba.

Bebé recién nacida, atendida por la partera

Partera Francisca Córdoba.

 Legado y preservación de la partería tradicional 

Lizeth Quiñónez manifiesta que no existe una escuela de partería sino una comunidad de aprendizaje, pues es la aspirante quien debe mostrar el interés y el amor por el oficio; comienza a seguir a su partera y desde esa observación y permanencia va adquiriendo las habilidades de su maestra, hasta que la partera comienza a transmitir sus conocimientos. 

Tres parteras han recibido este legado: Lizeth Quiñonez, directora y partera de ASOPARUPA narra que “me enseño mi madre. Desde los 13 años la observo y llevo 20 años de experiencia realizando la partería”. A su vez, Celmira Pineda cuenta: “Lo aprendí por mi familia, mirando a mi mamá. Desde la edad de los 5 años observando y en la edad de responsabilidades, a partir de los 18 años, practicando”. Y Francisca Córdoba, partera del municipio de Istmina, Chocó, ratifica esta experiencia: “Mi abuela era partera, ella me enseñó. Yo tenía 15 años cuando empecé a mirar y era lo que me nacía, aprender la partería” 

Asimismo, es valioso resaltar que la maestra es quien decide cuándo su aprendiz se vuelve partera, haciendo una especie de graduación con una ceremonia, en la que se la declara como partera tradicional; la matrona, que transfiere todos sus conocimientos sobre la partería y no deja perder el legado, puede descansar en paz.  

Celmira Pineda está dedicada al seguimiento de las nuevas parteras en su comunidad, de enseñarles y corregirlas. En este momento, Francisca Córdoba también se encuentra con 10 aprendices de partería, para que, de esta manera, el legado no se pierda.  

Sin embargo, casos como el de Américo Mosquera despiertan una gran preocupación para la comunidad de parteros, pues no cuenta con aprendices: “He estado mirando, invitando a familiares, amigos, vecinos, hombres, mujeres, jóvenes y adultos que quieran aprender, pero no han querido, no lo valoran”, se queja.  

Uno de sus mayores retos es compartir el conocimiento a otras personas: “porque no podemos ser egoístas de morirnos y llevarnos eso a la tierra”, expresa.  

Entrevista a Alejandro Pasquel, presidente del consejo comunitario del Río Sanquianga, municipio de Olaya Herrera. 

Es un agente vivo sobre preservar la Partería Tradicional en los territorios, recuperando la memoria cultural y ancestral por medio de diferentes actividades dirigidas a todos los habitantes de las comunidades. 

Alejandro Pasquel y Celmira Pineda

Alejandro Pasquel, presidente del consejo comunitario del Río Sanquianga y la partera tradicional Celmira Pineda del municipio de Olaya Herrera y un turista, presentes en el Festival de música del Pacífico Petronio Álvarez 2023.

Actividad cultural

Degustación de las bebidas típicas “Botellas curadas” del pacífico colombiano usadas para el post parto.

“Botellas curadas”

Actividad cultural, degustación a los jóvenes del municipio de Olaya Herrera, de las bebidas típicas “Botellas curadas” del pacífico colombiano usadas para el post parto.

Actividad de difusión

Socialización de la partería ancestral ante la unidad de víctimas. 

La partería como turismo cultural  

Entrevista a Nixon Arboleda, secretario de Turismo de Buenaventura, que manifiesta la articulación que tiene la partería como patrimonio del pacífico y de Colombia, para el posicionamiento del Distrito de Buenaventura. Además, el futuro que les depara a las parteras en el área del turismo.   

Partería tradicional vs parto en hospital  

Para las parteras, la diferencia radica en que, desde la casa, ellas también sienten el dolor que siente la parturienta, hablan con ellas, caminan con ellas, les dan consejos, las soban, es un vínculo más estrecho al que le pueden brindar en un hospital. Francisca Córdoba señala que “en los hospitales las dejan en una pieza, se olvidan de la mujer, no les dan buenas indicaciones durante el parto”. 

La lucha actual de las parteras en la sociedad   

El gran desafío para esta misión es que sea reconocida por el sistema de salud de Colombia, que “se pueda reconocer el sistema propio de atención de la medicina ancestral que tiene la partería como tal”, declara Lizeth Quiñonez, generadora de la incidencia política, social y cultural de la partería.  

Con la Sentencia T128 de 2022, la Corte Constitucional reconoció a la partería tradicional como saber ancestral y patrimonio cultural de Colombia, conminando, por un lado, al Ministerio de Salud a incluir a las parteras en el sistema de seguridad social y, por otro lado, al Congreso de la República a desarrollar la ley de la partería.  

 …He estado mirando, invitando a familiares, amigos, vecinos, hombres, mujeres, jóvenes y adultos que quieran aprender, pero no han querido, no lo valoran”.

Escucha La Radio USC

Otros recomendados…

Claudia la Presidenta

Claudia la Presidenta

Claudia La Presidenta Autor:  Pedro Pablo AguileraClaudia Sheinbaum Pardo ya tiene un lugar en la historia de México al ser la primera mujer en ocupar el cargo como Presidente de México. Y eso no es poca cosa en un país que se  mueve entre el machismo desbordado y el...

read more
Jardineros en la niebla

Jardineros en la niebla

Jardineros en la nieblaUna gigante de la naturaleza camina con sigilo. No es tierno como la cría de un oso de anteojos, ni colorido como el pato de los torrentes. Ella, en cambio, es extraña, solitaria y tan noble que parece no tener miedo alguno a la peligrosa...

read more
 El lenguaje del amor   

 El lenguaje del amor   

El lenguaje del amor   Una familia sordomuda desafía las barreras lingüísticas con afecto, ingenio y determinación.  “En la primaria, mi mamá acostumbraba a preguntarles a los maestros sobre mi rendimiento académico; un día, una de las docentes, al ver las señas que...

read more