Desmitificando el ‘Don de la Maternidad’: El tabú detrás de la presión de ser madre 

Autora: Carolina Vargas Rojas.

Facultad de Humanidades y Artes

Fotografías: Carolina Vargas Rojas 

En mi familia, incluyendo a mi mamá, ninguno vio de buena manera que no quisiera tener hijos, me decían que ese tipo de decisiones eran del demonio. Ana María Ríos. 

“Muchas clientas mujeres se operan para no tener hijos y deciden tener una mascota, algunas veces las humanizan mucho, pero veo cómo desarrollan ese instinto maternal de formas diferentes y no con un bebé humano”.

Al igual que Ana María, muchas mujeres enfrentan presiones y juicios por parte de la sociedad al decidir no ser madres, a pesar de los avances en derechos reproductivos, aún persisten estereotipos de género que presentan la maternidad como el destino natural de toda mujer. El tema de no querer hijos ha generado tanta controversia en la sociedad como la homosexualidad y el aborto, entre otros.  

La maternidad, durante mucho tiempo, ha sido retratada como un don divino, un estado de gracia al que todas las mujeres deben aspirar. Esta asociación entre mujeres y maternidad se ha perpetuado en la historia y en diversas culturas, ya que la maternidad es parte fundamental de la vida de una mujer y un deber social. Las normas culturales y las tradiciones pueden llevar a presionar a las mujeres para que sigan el camino tradicional de casarse y tener hijos, por lo que aquellas que eligen no seguir este camino pueden enfrentar resistencia y desaprobación.  

Además, existen razones biológicas que motivan las divisiones tradicionales de roles de género en la sociedad, como lo es la gestación, el parto y la lactancia, por otro lado, la sociedad ha asignado roles específicos a hombres y mujeres, estas divisiones tradicionales de roles han establecido que a las mujeres se les atribuya la responsabilidad de la maternidad, mientras que a los hombres se les atribuyen otros roles, como el proveedor económico o el protector de la familia. El sociólogo Julián Marín Ríos explicó que “la mayoría de las culturas tienden a ser patriarcales y machistas, en estas las mujeres que deciden tomar un camino de independencia o equivalente a lo que hace un hombre con su vida normalmente no es aceptado, en contraste a que, si un hombre decide perseguir sus sueños y no tener hijos, para estos es aceptado tener la vida que deseen con o sin hijos”. 

En cifras

Según datos de la Organización de las Naciones Unidas de 2020, cerca del 20% de las mujeres de 20 a 49 años en América Latina y el Caribe no quieren tener hijos, esto equivale a alrededor de 22 millones de mujeres. Además, “la tendencia a postergar la maternidad se verá en aumento, sobre todo en los países desarrollados, donde la edad promedio para parir por primera vez oscila entre los 35 y los 40 años, pues son los años en los que se pretende tener un desarrollo profesional y personal” añadió Marín.  

Aún existen limitaciones legales que impiden la autonomía de las mujeres sobre sus cuerpos, como lo es la prohibición o restricción para que las mujeres jóvenes y sin hijos puedan someterse a un procedimiento de ligadura de trompas, esta restricción se basa en la creencia de que las mujeres podrían arrepentirse después de la cirugía por ser demasiado joven para tomar esa decisión, reflejando que la sociedad aún considera que el rol principal de la mujer es la maternidad, sin importar sus propios deseos. “Estuve tres años tratando de que me operaran, pero no fue fácil, mi edad siempre fue una excusa, me decían que de pronto llegaba alguien a mi vida con el deseo de tener hijos, cómo si la gente pudiera decidir sobre mí y mi cuerpo. Al final, me toco poner una tutela”. Reveló Ana María Ríos. 

Para algunas mujeres la maternidad no siempre es la elección correcta, ya que según la psicóloga Natalia Barberena “el instinto maternal se desarrolla con el tiempo y no por solo ser mujer va a aparecer, en ocasiones nunca sucede, y en ocasiones aparece, pero no se desarrolla desde la maternidad de tener un hijo, se ven madres que nunca desarrollaron su instinto maternal y son madres, pero violentan a sus hijos”. 

La asociación de la maternidad con la feminidad a menudo ha impuesto expectativas a las mujeres en términos de su papel en la familia y la crianza de los hijos. María Elena Córdoba, madre de dos adolescentes compartió su experiencia como madre: “Estamos en una sociedad patriarcal que define a una mujer como una madre perfecta y ha sido un desafío importante frente a este condicionamiento social, puesto que me divorcie cuando mis hijas eran muy pequeñas y lo que he podido observar no solo en mi caso sino en muchos es que el padre por las circunstancias que sean no cumple cabalmente con las responsabilidades y esto es permitido por nuestra sociedad”. 


 Desde la biológico

El don de la maternidad, en el sentido de la capacidad biológica para concebir, llevar a término un embarazo y dar a luz, no es una opción que todas las mujeres tengan. Existen varias razones por las cuales algunas mujeres no pueden o eligen no tener hijos, a pesar de su deseo o de las expectativas sociales. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) algunas mujeres no pueden tener hijos por diversas circunstancias “en la mujer pueden ser causa de infertilidad el síndrome de ovario poliquístico, anomalías uterinas, trompas de Falopio bloqueadas, endometriosis, cicatrices o adherencias en el útero después de la ablación del endometrio o miomas uterinos”. 

Para muchos la mujer es un ser incompleto sin sus hijos y la presión para ser madre puede tener un impacto negativo en la salud mental de las mujeres, al limitarlas a solo verlas como una madre. Yamileth Azcarate, una mujer con miomas uterinos comentó que “no es indispensable ser mamá, si tenía el deseo de serlo, pero no puedo por mi condición y aún estoy viva y feliz, entonces no es algo necesario para una mujer, sin embargo, me he sentido señalada hasta por personas cercanas que hacen comentarios incomodos sobre no poder tener hijos”. 

En la actualidad

Hoy en día se evidencia una mayor tendencia a tener mascotas y en muchas ocasiones ser los hijos de muchas familias, Ingrid Marín, estilista de mascotas desde hace seis años expuso que muchas clientas mujeres se operan para no tener hijos y deciden tener una mascota, algunas veces las humanizan mucho, pero veo cómo desarrollan ese instinto maternal de formas diferentes y no con un bebé humano”. 

Es importante tener en cuenta que no todas las personas que son socialmente reconocidas como mujeres se sienten identificadas con la maternidad. Algunas mujeres transgénero, por ejemplo, pueden no tener la capacidad biológica de quedar embarazadas, pero desean tener hijos, como Génesis, una chica trans de 23 años, que anhela tener la oportunidad de ser madre, “la sociedad desea que una mujer cisgénero tenga hijos, pero cuando una mujer trans quiere lo mismo es juzgada, no hay espacio para nosotras cuando no somos aceptadas, se nos niega vivir un sueño que a la fuerza le quieren atribuir a las mujeres cisgénero”.  

El ser madre conlleva situaciones incómodas para muchas mujeres como lo es el período postparto, también conocido como posparto, es el tiempo que sigue inmediatamente después del parto y puede extenderse hasta un año o más. Como afirmó Paola Clavijo, una madre primeriza, “lo hormonal juega un papel muy importante, tener un bebé y saber que depende de ti da mucha angustia, todo son emociones un día me sentía feliz, otro con mucho miedo y también angustiada por las dudas que se generan”.  

Durante este período, las mujeres pueden experimentar una serie de cambios físicos y emocionales, además, se les impone una presión para tener una maternidad perfecta. “Siempre tienes que ser fuerte, para el embarazo, para el parto y más cuando ya nace. Hay que desearlo porque si no llegan pensamientos de ansiedad y depresión” añadió Clavijo.  

Por lo que, la maternidad es una elección personal, y no todas las mujeres desean o están listas para asumir ese papel. Se espera por una sociedad que respete y apoye las decisiones individuales de las mujeres, siendo más inclusiva y comprensiva, ya que la maternidad no es un don impuesto; es una elección que merece respeto y apoyo sin importar cuál sea la decisión. 

 Al igual que Ana María, muchas mujeres enfrentan presiones y juicios por parte de la sociedad al decidir no ser madres“.

Escucha La Radio USC

Otros recomendados…

Claudia la Presidenta

Claudia la Presidenta

Claudia La Presidenta Autor:  Pedro Pablo AguileraClaudia Sheinbaum Pardo ya tiene un lugar en la historia de México al ser la primera mujer en ocupar el cargo como Presidente de México. Y eso no es poca cosa en un país que se  mueve entre el machismo desbordado y el...

read more
Jardineros en la niebla

Jardineros en la niebla

Jardineros en la nieblaUna gigante de la naturaleza camina con sigilo. No es tierno como la cría de un oso de anteojos, ni colorido como el pato de los torrentes. Ella, en cambio, es extraña, solitaria y tan noble que parece no tener miedo alguno a la peligrosa...

read more
 El lenguaje del amor   

 El lenguaje del amor   

El lenguaje del amor   Una familia sordomuda desafía las barreras lingüísticas con afecto, ingenio y determinación.  “En la primaria, mi mamá acostumbraba a preguntarles a los maestros sobre mi rendimiento académico; un día, una de las docentes, al ver las señas que...

read more