Temas ¿Invisibles?

Temas ¿Invisibles?

Autor:  Pedro Pablo Aguilera 

Hoy estamos dentro de un multiculturalismo que para muchos es una amenaza a la identidad de comunidades. Cada día somos más diferentes a nosotros y más parecidos a los otros. Hoy múltiples tradiciones culturales cohabitan en una misma sociedad en lo que se reconoce un amigable pluralismo étnico y cultural.

Pero lo que es un hecho, tiene sus tensiones entre los derechos comunitarios e individuales, fortaleciendo o deshaciendo a la vez el tema de la identidad. Comunidades de los pueblos indígenas y afrodescendientes ubicadas por fuera de los espacios urbanos sienten que se van perdiendo las bases culturales y espirituales de sus pueblos.

Hay diversas miradas al tratar el multiculturalismo tales como:

· Asimilación Cultural: que propone que las minorías culturales deben adoptar la cultura dominante, que abandonen sus tradiciones y costumbres en un proceso integracionista de disolución de las identidades no hegemónicas.

· Pluralismo Cultural: defiende la coexistencia de múltiples culturas dentro de una sociedad y cada grupo étnico o cultural mantiene su identidad; se reconoce la igualdad de derechos y oportunidades para todas las culturas.

· Interculturalismo: promueve el diálogo y la interacción entre diferentes culturas; propicia el entendimiento y la colaboración. El centro de esta perspectiva es la educación intercultural y la valoración de las diferencias.

· Cosmopolitismo: ve al mundo como una comunidad global. Aboga por la ciudadanía mundial y la apertura hacia otras culturas.

· Enfoque Postcolonial: se centra en las relaciones de poder entre culturas, especialmente en contextos poscoloniales y busca cómo se pueden revertir las dinámicas de dominación. Su mirada es más en la justicia social y la reparación histórica.

Este debate no es solamente académico, que lo es, sino real del día a día. Puristas y no puristas comprenden que la diversidad cultural puede ser vista de forma respetuosa en donde se valoren la riqueza de las diferencias de cada cultura. La búsqueda del equilibrio entre diferentes identidades, cosmovisiones y derechos colectivos e individuales debe ser viable. Lo ancestral y la modernidad pueden darse la mano sin negarse.

Educación y pensamiento incluyente 

Lograr lo dicho exige procesos etnoeducativos en las comunidades. La multiculturalidad puede ser dolorosa si se impone como procesos “civilizatorios”. Muchas comunidades hacen resistencia ya consideran al multiculturalismo como una pérdida de identidades colectivas e individuales que van desde prácticas productivas, culturales, tecnológicas, de cuidados y del propio tejido social.

En el pacífico colombiano, en el mundo chocoano comunidades afrodescendientes e indígenas han existido y existen tensiones sobre los territorios, el control de los recursos naturales. También hay tensiones desde las percepciones con que asumen el desarrollo económico, el reconocimiento, visibilidad y oportunidades que tienen desde las políticas públicas cada etnia o comunidad.

Aun así, han aprendido a acercarse y respetarse sin dejar de ser cada pueblo lo que los hace ser únicos en la forma de vida, de creencias, comer, cultivar, comerciar y disfrutar de su cultura musical, artesanal y forma de organizarse. Ambas comunidades se han transferido su cultura por la convivencia en los territorios; en especial los ríos como centro y espacio de vida.

La educación es el camino para romper prejuicios y abrir espacios de inclusión de los mundos de otros. En un mundo pluriétnico, el multiculturalismo es una realidad ineludible. Mirar más allá de las diferencias superficiales y a encontrar puntos de encuentro es una necesidad indetenible.

Todo esto no significa dejar atrás, olvidar los derechos colectivos, comunitarios e individuales de una u otra etnia; es simplemente – claro que se escribe rápido, pero aceptarlo cuesta siglos – construir una sociedad más inclusiva, donde la identidad individual y colectiva se enriquezcan mutuamente.

El desafío está en dialogar, aprender y crecer juntos aun en la diversidad en esta aventura multicultural.

Cada día somos más diferentes a nosotros y más parecidos a los otros”.

Escucha La Radio USC

Otras opiniones

Venezuela: Un juego político de altas apuestas

Venezuela: Un juego político de altas apuestas

Venezuela: Un juego político de altas apuestas Autor:  Pedro Pablo AguileraCómo resultado de dos cursos (Poder, Democracia y Conflicto y Problemas Sociales del Tiempo presente) comparto algunas ideas sobre Venezuela, un país que vive un travestismo político, ha...

read more
No se pregunta lo que se sabe

No se pregunta lo que se sabe

No se pregunta lo que se sabe Autor: Pedro Pablo AguileraVengan para hacernos una foto a todos nos volvieron locos, esperando por un sueño, por un sueño roto, esperando por un viejo sueño roto. … Escuchaba a Carlos Varela, de paso se recomiendo vean el video, en su...

read more
Temas ¿Invisibles?

Temas ¿Invisibles?

Temas ¿Invisibles? Autor:  Pedro Pablo Aguilera Hoy estamos dentro de un multiculturalismo que para muchos es una amenaza a la identidad de comunidades. Cada día somos más diferentes a nosotros y más parecidos a los otros. Hoy múltiples tradiciones culturales...

read more

¡Que la fuerza te acompañe!

¡Que la fuerza te acompañe! 

Autor:  Pedro Pablo Aguilera 

En 1977 se estrenó Star Wars. En ese momento, yo estaba terminando el bachillerato y comenzaba mi etapa universitaria. De alguna forma ilegal que no recuerdo con precisión, aquella película llegó a Cuba y, como en el resto del mundo, comenzó un culto que hoy seguimos reconociendo como una obra maestra y una parte fundamental de la cultura contemporánea. Star Wars ha trascendido su condición de simple serie de películas de ciencia ficción; se ha convertido en un fenómeno cultural. Personajes como Luke Skywalker, la princesa Leia y Darth Vader se han convertido en iconos reconocibles a nivel mundial, y sus historias han inspirado a los fans a explorar temas de valentía, redención y la lucha eterna entre el bien y el mal.

Impacto en el entretenimiento y la industria
Star Wars no solo definió el género de la ciencia ficción, sino que también revolucionó la industria del entretenimiento con sus avances en efectos especiales y narrativa cinematográfica. La saga fue pionera en el uso de efectos visuales y estableció un nuevo estándar para las producciones de películas de alto presupuesto.

Algunos datos sobre su impacto económico son los siguientes: en taquilla, Star Wars ha recaudado más de 9.000 millones de dólares a nivel mundial. Solo la última película, “Star Wars Episodio IX: El ascenso de Skywalker”, recaudó aproximadamente 1.074 millones de dólares. Además, de forma indirecta, Disney estima que Star Wars genera más de 6.000 millones de dólares en ventas cada año. En total, la franquicia ha acumulado 68.631 millones de dólares, convirtiéndose en la quinta franquicia de entretenimiento con mayores ingresos en el mundo.

Un fenómeno social
La influencia de Star Wars va más allá del cine.
Por ejemplo la celebración del día de Star Wars  el 4 de mayo está lejos de ser con un hecho cinematográfico directamente. La historia cuenta que cuando la política inglesa Margaret Thatcher gano las elecciones en 1979 justamente el 4 de mayo el titular del diario London Evening News decía “Que el 4 esté contigo, Maggie. Felicidades”, en un juego de palabras muy cerca a la frase “que la fuerza te acompañe” y que el sitio (Lucasfilm) reconoce como el punto de partida para este día.

Cada 4 de mayo una vasta comunidad se reúne en convenciones, participa en debates en línea y crea contenidos inspirada en el universo de la saga. La serie ha fomentado la creatividad y la colaboración, uniendo a las personas a través de su amor compartido por la historia.

Educación y filosofía
Las películas de Star Wars también han servido como herramienta educativa, introduciendo conceptos filosóficos y morales complejos a través de una narrativa accesible. La dualidad de la Fuerza, con su lado luminoso y oscuro, ofrece una manera de discutir la naturaleza del bien y del mal, así como la importancia del equilibrio y la elección personal.

Star Wars es más que una serie de películas; es un tejido integral de la cultura popular que integra la visión de su creador, George Lucas, quien se inspiró en lecturas y obras como las series de TV de los años 30 “Flash Gordon”, el cine del director japonés Akira Kurosawa y las obras de Joseph Campbell sobre mitología.

La saga continúa evolucionando, generando debates y atrayendo a nuevas generaciones. Así, la Fuerza no solo acompaña a los personajes en su viaje galáctico, sino que también sigue inspirando y siendo parte de expresiones en el hablar con sus frases inolvidables como la de Yoda a Luke “Hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes”.

Star Wars ha influenciado la forma en que contamos historias, cómo nos vemos a nosotros mismos y cómo entendemos el mundo que nos rodea.

Hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes“.

Escucha La Radio USC

Otras opiniones

Venezuela: Un juego político de altas apuestas

Venezuela: Un juego político de altas apuestas

Venezuela: Un juego político de altas apuestas Autor:  Pedro Pablo AguileraCómo resultado de dos cursos (Poder, Democracia y Conflicto y Problemas Sociales del Tiempo presente) comparto algunas ideas sobre Venezuela, un país que vive un travestismo político, ha...

read more
No se pregunta lo que se sabe

No se pregunta lo que se sabe

No se pregunta lo que se sabe Autor: Pedro Pablo AguileraVengan para hacernos una foto a todos nos volvieron locos, esperando por un sueño, por un sueño roto, esperando por un viejo sueño roto. … Escuchaba a Carlos Varela, de paso se recomiendo vean el video, en su...

read more
Temas ¿Invisibles?

Temas ¿Invisibles?

Temas ¿Invisibles? Autor:  Pedro Pablo Aguilera Hoy estamos dentro de un multiculturalismo que para muchos es una amenaza a la identidad de comunidades. Cada día somos más diferentes a nosotros y más parecidos a los otros. Hoy múltiples tradiciones culturales...

read more