Venezuela: Un juego político de altas apuestas

Venezuela: Un juego político
de altas apuestas

Autor:  Pedro Pablo Aguilera

Cómo resultado de dos cursos (Poder, Democracia y Conflicto y Problemas Sociales del Tiempo presente) comparto algunas ideas sobre Venezuela, un país que vive un travestismo político, ha atraído la atención de actores internacionales debido al Pacto de Barbados. Noruega, Barbados, Rusia, Países Bajos, Colombia, México y Estados Unidos, junto con otros países con intereses geopolíticos diversos como Brasil, China, la Unión Europea y Cuba, se han involucrado para garantizar elecciones democráticas en Venezuela en 2024. Este juego político está programado para el 28 de julio, pero aún persisten dudas.                                                                                    

Nicolás Maduro, una caricatura del chavismo, se enfrenta a María Corina, quien se presenta en el cuerpo de Edmundo González, junto con otros candidatos que parecen más falsos que auténticos. El gobierno actual mantiene el poder a través de una estrategia de resistencia, apoyada por una base de seguidores leales que, a pesar de las crisis económicas y las sanciones internacionales, siguen creyendo en el legado de Hugo Chávez. Sin embargo, el gobierno tiene algunos trucos bajo la manga, y no se puede descartar la posibilidad de que saquen un as para mantenerse en el poder.

Por otro lado, la oposición busca la estrategia perfecta para dar el jaque mate. Con energía renovada, un candidato de unidad y el respaldo de gran parte de la comunidad internacional están listos para enfrentarse al gobierno. Este juego no tendrá empate ni tablas. La suspensión de las elecciones sería un

terremoto político con implicaciones para la región, especialmente para Colombia. Las protestas, las condenas internacionales y los debates sobre la legitimidad y la democracia serían inevitables.

La percepción de una larga campaña ya muestra sus resultados. En los estados de Portuguesa y Falcón, tradicionalmente oficialistas, los votantes han respaldado a María Corina, quien hace campaña en favor de González, su apoderado. Esto ha llevado a que el tradicional jefe de campaña de Maduro, Diosdado Cabello, sea desplazado por Rafael Lacava, un populista pragmático y actual gobernador de Carabobo. Aunque Lacava ha expresado posturas racistas y homofóbicas en las redes sociales, su popularidad se basa en su estilo distanciado de la ideología.

Las encuestas muestran que el gobierno no goza de aceptación en su gestión. Maduro solo cuenta con un 6.1 % de aprobación, mientras que la opositora María Corina Machado obtiene un sólido 76.2 % de apoyo. Aunque María Corina no puede presentarse directamente, pide a los votantes que respalden a Edmundo González, quien según la encuesta de MEGANÁLISIS de abril de 2024, sería el ganador, le sugiero vea los datos.

Ante la posibilidad de una suspensión electoral, se especula sobre un posible autogolpe de estado por parte de las fuerzas armadas, que alguna vez fueron la base del chavismo durante el golpe militar de los años 90. Esto sería inaceptable incluso para aliados de izquierda como Brasil, Colombia y Chile, aunque no tanto para Nicaragua, Cuba, Rusia o China.

Las implicaciones de una suspensión serían enormes, no solo a nivel diplomático. Internamente, podrían surgir fuertes protestas, y el ejército podría no estar dispuesto a reprimir al pueblo, según analistas que informan sobre rupturas internas entre los mandos medios y los soldados, quienes ven a la cúpula del generalato asociada a la corrupción y el narcotráfico.

En lo personal, creo que la cancelación o el autogolpe no deben descartarse, ya que sería coherente con las tácticas del gobierno para mantenerse en el poder y los consejos de Cuba que poca experiencia en democracia tiene o las disidencias de las FARC y ELN que se verían afectadas en el control de rutas y retaguardia por un cambio en Caracas. Y mucho menos Moscú que desea mantener una presencia estratégica en el Caribe.

Cada semana veremos como avanza esta historia pero ¡la política siempre nos reserva sorpresas!

…La oposición busca la estrategia perfecta para dar el jaque mate”.

Escucha La Radio USC

Otras opiniones

Venezuela: Un juego político de altas apuestas

Venezuela: Un juego político de altas apuestas

Venezuela: Un juego político de altas apuestas Autor:  Pedro Pablo AguileraCómo resultado de dos cursos (Poder, Democracia y Conflicto y Problemas Sociales del Tiempo presente) comparto algunas ideas sobre Venezuela, un país que vive un travestismo político, ha...

read more
No se pregunta lo que se sabe

No se pregunta lo que se sabe

No se pregunta lo que se sabe Autor: Pedro Pablo AguileraVengan para hacernos una foto a todos nos volvieron locos, esperando por un sueño, por un sueño roto, esperando por un viejo sueño roto. … Escuchaba a Carlos Varela, de paso se recomiendo vean el video, en su...

read more
Temas ¿Invisibles?

Temas ¿Invisibles?

Temas ¿Invisibles? Autor:  Pedro Pablo Aguilera Hoy estamos dentro de un multiculturalismo que para muchos es una amenaza a la identidad de comunidades. Cada día somos más diferentes a nosotros y más parecidos a los otros. Hoy múltiples tradiciones culturales...

read more

UN “CHAMO” EN LA USC

Keiner Aldair Chará Moreno es un joven estudiante de Comunicación Social en la Universidad Santiago de Cali. Actualmente cursa tercer semestre.


Grettel Julieth Alomía Jurado

@grettelzita

Keiner es venezolano de nacimiento, su padre es litógrafo y su madre costurera, ambos son colombianos, pero han vivido prácticamente toda su vida en Venezuela. Emigraron en la época en que el vecino país tenía mejores ofertas de empleo.

“Chamo”, como es popularmente conocido entre sus compañeros, llegó a Cali el 20 de julio de 2013. Colombia no era del todo extraño para Keiner, pues en la mayoría de los diciembres que recuerda, viajaba con sus padres a celebrar el fin de año en la capital del Valle.

En Venezuela, Keiner trabajaba en una compañía electrónica; además, estudiaba Ingeniería de sistemas en la universidad, que le quedaba muy cerca del trabajo. Pero no pudo seguir con esta carrera porque lo afectó un problema de visión.

“La universidad en Venezuela no es mala, son malos los profesores, que les da pereza llegar a clase, entonces ponían calificaciones de acuerdo a la imagen que tenían de cada persona.” link.

Tras la problemática social que están viviendo los venezolanos y los peligros que en las calles del vecino país, los padres de “Chamo” le propusieron estudiar en Cali, aprovechando que allí vivían familiares que lo estaban esperando para apoyarlo. link.

Asegura extrañar sus padres, pero comenta que a diario se ve y se comunica con ellos vía Skype, Whatsapp y Facebook.
“Amo mi país, y me duele mucho lo que está atravesando, y que esa misma consecuencia de inseguridad lleve a que muchas personas como yo, tengamos que salir a buscar oportunidades afuera, sabiendo que mi país es tan rico, pero tan mal aprovechado”, comenta Keiner.

En cuanto a la Comunicación Social, dice que ha mejorado su forma de ser, ahora es entrador, es más sociable.

Está muy agradecido con las personas que se ha encontrado en la universidad, pues siente que ya tiene amigos, que hasta le hacen bromas, imitando los términos que trae desde su país.

“Ayer estaba almorzando en el sótano de la universidad con una compañera, se estaba demorando mucho el pedido, cuando mi compañera dice: Oye, Chamo esa señora se está demorando burda de tiempo. Y yo suelto a reírme, cómo que burda le pregunto y responde: ¿No es lo que tú dices cuando es mucho?

Asegura que le gusta que le digan “Chamo”, pues le recuerda de dónde viene y de los sacrificios que han tenido que pasar, él y su familia, para poder realizar sus sueños.