Notas musicales para recordar: Alzheimer una enfermedad con experiencia

Autor: David Valderrama Cuevas

Facultad de Humanidades y Artes

La música es una de las magníficas terapias que se utilizan hoy en día para el tratamiento contra el Alzheimer. 

El Alzheimer es una enfermedad degenerativa de la corteza cerebral que empeora con el paso del tiempo. El Alzheimer provoca que el cerebro de la persona afectada se encoja y que las neuronas cerebrales mueran. 

Según la musicoterapeuta Fátima Pérez Robledo, los recuerdos que más perduran son aquellos que están ligados a una vivencia emocional intensa, y la música está estrechamente relacionada con las emociones, siendo estas últimas una puerta hacia el recuerdo. 

Esta enfermedad se manifiesta a través de síntomas como la pérdida de la memoria a corto plazo, síntomas que van aumentando progresivamente hasta llegar al punto en el que la persona afectada puede llegar a olvidar su nombre y a sus familiares o amigos más cercanos. 

Según Rodolfo Llinás, médico, neurofisiólogo y reconocido profesor colombiano, el Alzheimer se produce cuando una proteína específica se fosforiza, volviéndose tóxica y los componentes dentro de las células dejan de funcionar correctamente. Puede haber diversas razones para que esto ocurra, pero el punto de arranque siempre será el mismo: una molécula tóxica. Si podemos evitar eso, no habrá Alzheimer. 

La música puede ser muy útil en el tratamiento de esta enfermedad, ya que la persona puede recordar letras o ritmos que escuchaba antes y recordar cosas importantes que ocurrieron mientras escuchaban una canción o ritmo en particular. También puede evocar sentimientos, proporcionar confort y aliviar el estrés.

Según estudios, incluso hay canciones que están vinculadas a recuerdos o experiencias de vida, de modo que, al escuchar esas canciones, la persona recuerda cómo se sentía y qué sucedió en ese momento. En la actualidad, hay fundaciones que utilizan la música como tratamiento para esta enfermedad, como la Asociación Música Para Despertar, fundada y dirigida por Pepe Olmedo, licenciado en psicología por la Universidad de Granada. La música está vinculada a las emociones y se va asociando a los recuerdos que las personas van recordando a lo largo de su vida, lo cual hace que se libere dopamina, un neurotransmisor que produce sensaciones de felicidad en la persona. 

Según la musicoterapeuta Fátima Pérez Robledo, los recuerdos que más perduran son aquellos que están ligados a una vivencia emocional intensa, y la música está estrechamente relacionada con las emociones, siendo estas últimas una puerta hacia el recuerdo. 

En Colombia, se estima que 260.000 personas padecen Alzheimer después de los 60 años de edad. Según cálculos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca de 50 millones de personas en el mundo padecen la enfermedad en la actualidad, y se espera que esta cifra aumente a 152 millones en 2050. Esto se debe a que, al envejecer, el cerebro humano no funciona de la misma manera que en la juventud. Esto no quiere decir que un cerebro joven no pueda padecer este padecimiento, pero es más probable que las personas mayores, que ya han sido expuestas a más situaciones de estrés o desgaste, la desarrollen en comparación con una persona joven con un cerebro más sano. 

El Alzheimer se contrae básicamente debido a una serie de mutaciones en un solo gen en los cromosomas 21, 14 y 1. Con el tiempo, esta célula contagia a las demás hasta acabar con todas y cada una de las células cerebrales. 

En conclusión, en un mundo cada vez más mediado por los desarrollos tecnológicos es destacable que se puede utilizar algo tan simple como la música para tratar enfermedades de esta magnitud. 

Según estudios, incluso hay canciones que están vinculadas a recuerdos o experiencias de vida

De modo que, al escuchar esas canciones, la persona recuerda cómo se sentía y qué sucedió en ese momento. En la actualidad, hay fundaciones que utilizan la música como tratamiento para esta enfermedad, como la Asociación Música Para Despertar, fundada y dirigida por Pepe Olmedo, licenciado en psicología por la Universidad de Granada. La música está vinculada a las emociones y se va asociando a los recuerdos que las personas van recordando a lo largo de su vida, lo cual hace que se libere dopamina, un neurotransmisor que produce sensaciones de felicidad en la persona. 

Escucha La Radio USC

Artículos relacionados

No se pregunta lo que se sabe

No se pregunta lo que se sabe

No se pregunta lo que se sabe Autor: Pedro Pablo AguileraVengan para hacernos una foto a todos nos volvieron locos, esperando por un sueño, por un sueño roto, esperando por un viejo sueño roto. … Escuchaba a Carlos Varela, de paso se recomiendo vean el video, en su...

Temas ¿Invisibles?

Temas ¿Invisibles?

Temas ¿Invisibles? Autor:  Pedro Pablo Aguilera Hoy estamos dentro de un multiculturalismo que para muchos es una amenaza a la identidad de comunidades. Cada día somos más diferentes a nosotros y más parecidos a los otros. Hoy múltiples tradiciones culturales...

¡Que la fuerza te acompañe!

¡Que la fuerza te acompañe!

¡Que la fuerza te acompañe!  Autor:  Pedro Pablo Aguilera En 1977 se estrenó Star Wars. En ese momento, yo estaba terminando el bachillerato y comenzaba mi etapa universitaria. De alguna forma ilegal que no recuerdo con precisión, aquella película llegó a Cuba y, como...