Félix Riaño: “El podcast está muy vivo”

Autoras: Daniela Castillo Parra | Dayana Mendes Henao.

Facultad de Humanidades y Artes.

Galería fotográfica: freepik imágenes.

El locutor Félix Riaño, ganador del Premio Nacional de Periodismo en la categoría Pódcast y la voz oficial de CityTv por 12 años, estuvo presente en el Segundo Festival Transmedia de la Universidad Santiago de Cali con la conferencia ‘Cómo y para qué hacer podcast’.

El podcaster y comunicador social ha sido la voz detrás de propuestas como El Siglo 21 es Hoy y El Primer Café. Dentro de su trayectoria, Riaño fue el productor musical de Doctor Krápula en su segundo trabajo discográfico y a su palmarés se suma el Latin Podcast Award en 2018 y el Premio Nacional de Periodismo CPB en la categoría Pódcast, en el 2022 con el trabajo ‘Carrera espacial latinoamericana’.

En diálogo con Utópicos, el comunicador Riaño narra cómo descubrió algunos momentos de su trayectoria al lado de medios de comunicación, entre ellos, Caracol Radio y cómo percibe la aceleración de la era digital en la actualidad frente a la radio y la producción.

Tengo un un podcast que ya he avanzado por 10 años que lo considero el experimental. Se llama El Siglo 21 es Hoy y he aprendido casi todo a nivel experimental porque uno aprende viendo, leyendo, absorbiendo conocimientos de lo que otros han hecho.

¿Cómo fue su primer acercamiento con el mundo de la radio y del podcast? 

Son dos acercamientos diferentes para mí. El primero, hacia la radio, fue en la universidad, la clase de radio, cuando alguien me dijo “Oiga, pero usted tiene buena voz”, y yo pensaba, no es cierto, no puede ser verdad, en serio, no es cierto. Y luego me propusieron: “¿Nos ayudarías para hacer un programa para Semana Santa? “En serio, ¿yo? 

Luego, cuando salí de la universidad, me fui a hacer prácticas a una emisora, tratando de entender de qué se trataba, de cuál podía ser mi papel en la vida con respecto a la industria de la radio. Y al parecer no había cupo en ese momento, tuve que esperar bastante, pero después hubo un cupo para mí en la industria de la radio. 

La segunda aproximación es hacia el podcast, cuando años después, descubrí que yo no tenía por qué pasar por la industria de la radio, que mis proyectos personales no debían necesariamente estar supeditados a lo que quisiera la industria de la radio, que puedo tomar la decisión de hacer un podcast, de emprender un podcast, de inventarme uno, de cambiarlo, de tomar el control del proyecto.  Y eso me pareció bellísimo. Si le va mal al podcast, es culpa mía y si le va bien al podcast es culpa mía; entonces yo puedo girar esa moneda y hacer que cambien las cosas con mis acciones. Mientras que en la industria de la radio no, soy una pequeña ficha en el gran y enorme rompecabezas gigantesco. 

¿Usted piensa o cree que la radio ha perdido relevancia a raíz de los podcasts?

Me parece muy interesante y bonita su pregunta porque mencionas la palabra relevancia; y creo que, sí ha perdido relevancia, pero no por la competencia de otros medios que aparecen, sino por el encasillamiento en unos formatos de radio que han apuntado a ser exitosos y por estar intentando jugar siempre a lo seguro se quedaron en un lugar y todos los demás le están cogiendo ventaja, al seguir aplicando la misma fórmula y uno voltea a mirar y dice “Oiga, pero la radio tiene ya 100 años y sigue siendo la misma vaina”, o es muy buena o algo no está viendo y el mundo y la sociedad ha estado cambiando. 

Todavía ves machismo súper presente en la radio y en el mundo de los podcasts puede ser diferente; entonces depende de lo que la gente haga. ¿Cuál es el programa de radio más fuerte en Colombia? Y depende de su visión, algunos dicen, Julio Sánchez Cristo, no, dime otro: El Pulso del Fútbol, y empiezan a nombrar así, solo hombres. Y cuando vas a preguntar, ¿cuál es el podcast más importante? Diana Uribe ¿Y hay un retador? Sí, María Jimena Duzán; empiezas a entender cómo, “Ah, espérate, si esas dos son la cabeza de ese medio, tal vez ese nuevo medio nos está proponiendo un mundo diferente”, más parecido a la sociedad actual en donde las mujeres ya no tienen por qué ser la segunda o la inexistente porque en El Pulso del Fútbol no hay mujeres, nunca ha habido, pero un día debería haber, si no hay en ese, pues tiene que aparecer un programa de mujeres o un podcast de mujeres. 

Y empieza uno a ver qué: “Espérate, el otro día, conocí a una mujer narradora de fútbol y lo transmite por YouTube y hace sus programas en YouTube” porque las empresas de radio no han abierto un cupo para que una mujer pueda narrar fútbol, existen, pero no lo han abierto.

¿Usted cree que la radio tiene una competencia directa con el podcast? ¿O el reto de evolucionar con los medios, con las multiplataformas?

No creo que sean competencia, creo que pueden ser complementarios, pero ambos tienen una competencia y esa competencia es todo lo demás. ¿Por qué lo veo de esta manera? En 2023 la competencia no es por la audiencia, sino que los nuevos planteamientos nos han llevado a pensar que la competencia es por la atención; y eso es diferente, porque la atención no se la damos a la audiencia, es decir, no significa que tengamos que estar en la audiencia para darle atención a algo. 

Pero nuestro tiempo es limitado, en realidad nosotros como usuarios, no estamos decidiendo, me quedo con Caracol o con RCN para escuchar, solo puedo oir una a la vez; no, nosotros no estamos viviendo de esa vida que vivieron nuestros abuelos. Nosotros estamos viviendo una vida en la que tenemos una clase a tal hora, pero también nos están mandando un mensaje de texto, pero también nos está llegando un meme, está llegando una nota de voz, está llegando un podcast que queremos escuchar; también pasan miles de cosas en los que tenemos que repartir los minutos limitados de nuestro día.

Decidimos darle la atención a algo y, ese algo, es el ganador de esa batalla; la ventaja que tiene el podcast y que tiene la radio, es que pueden combatir el espacio, y eso significa, yo puedo estar paseando al perro y escuchando un podcast, también podría estar paseando al perro y escuchando radio, en esa misma categoría van jugando y tienen esa ventaja, pero la radio se ha empecinado en creer que el problema es la audiencia y que lo que tienen que hacer es que la gente oiga esta emisora y no la otra. El podcast tiene una solución diferente para eso, ¿tú quieres oír dos programas?, pues óyelos en momentos diferentes. No están enfrentados, no son competencias.

¿En qué empezó a entender el podcast y llevarlo a lo que es hoy?

Todavía lo estoy entendiendo, porque una de las cosas bonitas que tiene el podcast es que está muy vivo. Y eso significa que, como las personas vivas, también va creciendo y va cambiando; y como las personas, hay días que a uno le caen bien, y días que uno dice “Hoy no me llevé bien con esta persona”, que puede ser con el podcaster, hoy no me llevé bien con el trabajo porque el trabajo está cambiando. Y esos cambios, si yo logro adaptarme, entenderlos, preverlos y aprovecharlos me va a funcionar muy bien, pero también implica cosas que a veces cuestan trabajo. 

Por ejemplo, empecé con un entorno en el que el podcast era de audio y de video, pero nadie le daba importancia al video, todo el mundo decía, el podcast debe ser solo audio y el video olvídalo porque ya existe YouTube, existen los youtubers, y yo decía, ‘Pero espera, ¿pero por qué?’ Si en las aplicaciones de podcast, en la principal aplicación de podcast, la primera que fue la de Apple Podcast, había una sección de vídeo y luego terminaron quitándola. 

Y hoy estamos en el punto de que hay personas dedicadas a hacer podcast de video pensando solo en video, o sea, la lógica del youtuber y la del podcaster vuelven a ser la misma lógica.

¿Cuáles son esas “metidas de pata” al iniciar en el mundo del Podcast?

La primera gran “metida de pata” es que pensé que era lo mismo que radio, pero en internet, entonces construí el programa creyendo que era lo mismo que hacer un programa de radio.

Hice cosas como que saludaba al comienzo del programa, pero luego a los 15 minutos otra vez me presentaba y decía yo me llamo Félix, bienvenidos; eso en podcast no tiene sentido, porque cuando tú le das play a un podcast siempre arrancas por el comienzo. Mientras que cuando tú prendes una emisora de radio, estás sonando algo, quién sabe cuándo empezó.

Esa fue una de mis muchas metidas de pata al respecto, en mi caso, no haber entendido desde el comienzo que un podcast era algo nuevo que necesitaba aprender. Yo juraba que ya sabía. Empecé a hacer, yo dije “No, yo ya sé hacer eso”, pero no tenía ni idea.

Cuéntenos acerca de sus programas de podcast

Tengo un podcast que ya he avanzado por 10 años que lo considero el experimental. Se llama El Siglo 21 es Hoy y he aprendido casi todo a nivel experimental porque uno aprende viendo, leyendo, absorbiendo conocimientos de lo que otros han hecho, pero el podcast, como está creciendo, creo que no hay forma mejor de aprender que meter las manos en la masa, como dicen, lanzarse al agua y ahí empezar a entender, esto no me funcionó, pero esto otro sí; eso lo hago con el podcast  El Siglo 21 es Hoy y he descubierto muchas cosas hasta llegar a diseñar un formato, muy específico de podcast, que ya hay gente imitando. Y me pregunto: ¿esto debería darme piedra o debería sentirme halagado? Todavía no sé cuál de las dos, pero sí sé que algo debe estar pasando desde que algo que yo me invento, como una cosa súper rara para el podcast, la empieza a hacer otra gente.

¿Cómo llegó usted a Caracol Radio?

He estado en dos momentos de la vida. En el primero, llegué como practicante y me quedé produciendo un programa, pasaron muchos años desde que me fui de Caracol y luego me llamaron para el proyecto de podcast y entonces me quedé como director de Caracol Podcast, armando toda la plataforma y diseñando la manera en la que Caracol iba a monetizarlos.

¿Usted qué consejo daría para vencer los nervios al empezar?

Yo diría que el consejo es practicar y eso significa grabar, cuando a uno le da pena. He conocido a grandes locutores que tienen, por ejemplo, una condición en especial, como que les da vergüenza o no se sienten bien, no se sienten cómodos. Y entonces, bueno, grandes locutores, tal vez no uno, un locutor muy bueno, muy talentoso, que la gente decía como este tipo es como raro, a la hora de grabar se encierra y nadie lo puede ver; pero cuando sale y muestra la grabación es buenísima, pero a él no le gustaba que nadie lo viera, no se sentía cómodo cuando lo estaban mirando y aun así podía trabajar. No hay problema.

¿Qué consejo le brindaría a quienes desean empezar en este mundo?

El consejo que les daría es que instalen una aplicación, por ejemplo, se puede empezar con instalar la aplicación Spotify for Podcasters y jugar con ella. Ni siquiera es obligatorio publicar, solamente utilizar la aplicación para jugar. 

Y en el momento en que juegues, vas a descubrir qué te gusta y qué no te gusta y cuando voltees a mirar que es lo que has hecho, vas a notar que también es una forma de distraerte. Entonces, hay personas que instalan muchos juegos, ¿qué tal si te tomas al menos durante un día esto como juego y lo pruebas? Y si te gusta, sigues, si no te gusta, no hay problema.

En una frase, ¿Cómo percibió la Universidad Santiago de Cali?

Me ha parecido una Universidad súper bacana, con una identidad bien definida en periodismo.

El podcaster y comunicador social ha sido la voz detrás de propuestas como El Siglo 21 es Hoy y El Primer Café.

 Dentro de su trayectoria, Riaño fue el productor musical de Doctor Krápula en su segundo trabajo discográfico y a su palmarés se suma el Latin Podcast Award en 2018 y el Premio Nacional de Periodismo CPB en la categoría Pódcast, en el 2022 con el trabajo ‘Carrera espacial latinoamericana’.

Escucha La Radio USC

Artículos relacionados

Venezuela: Un juego político de altas apuestas

Venezuela: Un juego político de altas apuestas

Venezuela: Un juego político de altas apuestas Autor:  Pedro Pablo AguileraCómo resultado de dos cursos (Poder, Democracia y Conflicto y Problemas Sociales del Tiempo presente) comparto algunas ideas sobre Venezuela, un país que vive un travestismo político, ha...

No se pregunta lo que se sabe

No se pregunta lo que se sabe

No se pregunta lo que se sabe Autor: Pedro Pablo AguileraVengan para hacernos una foto a todos nos volvieron locos, esperando por un sueño, por un sueño roto, esperando por un viejo sueño roto. … Escuchaba a Carlos Varela, de paso se recomiendo vean el video, en su...

Temas ¿Invisibles?

Temas ¿Invisibles?

Temas ¿Invisibles? Autor:  Pedro Pablo Aguilera Hoy estamos dentro de un multiculturalismo que para muchos es una amenaza a la identidad de comunidades. Cada día somos más diferentes a nosotros y más parecidos a los otros. Hoy múltiples tradiciones culturales...