Magnífica mujer y un río por conocer

Magnífica mujer y un río por conocer

Sin autor

Facultad de Humanidades y Artes.

El grupo de estudiantes de USC junto a la docente Vivian Medina de VCU, en la visita al Museo Maggie Walker.
Iniciamos la tercera semana, del programa de movilidad entre la Universidad Santiago de Cali (USC) y Virginia Commonwealth University (VCU), el día viernes 17 de junio con una visita al museo de Maggie Lena Walker, acompañados por la profesora Vivian Medina-Messner, anfitriona de la VCU.
El día viernes nos reunimos con la profesora Vivian Medina a las 12:30 del mediodía en el lobby de los dorms, lugar donde se encuentran ubicados los apartamentos de nuestra estadía. A partir de ahí, iniciamos nuestro trayecto hacia el museo, en el cual nos extraviamos un poco, pero nada de qué preocuparse.
Una vez llegamos a la entrada encontramos que a pesar de que el uso del tapabocas no es obligatorio, en el museo lo requerían y proporcionaban por prevención y seguridad ante la vivida emergencia sanitaria mundial: el COVID-19.
Posteriormente, tuvimos con un grato recibimiento proveniente del encargado de guiarnos en el recorrido, en una sala en donde pudimos observar parte de la historia en las paredes y en algunas exhibiciones escritas; luego, nuestra primera parada consistió en la visualización de un documental llamado “Carry On” donde nos relataba toda la trayectoria e importancia que tuvo Maggie L. Walker a lo largo de su vida, no solo en la comunidad afroamericana de Virginia, sino en el impacto que desencadenó en todo el país.
Después de esa introducción a la vida de la admirable mujer que fue Maggie, nos dirigimos hacia el museo, ubicado en la casa en la que vivió y murió Maggie. El recorrido fue magnífico además de sorprendente, pues pudimos observar cada uno de los spots en los que ella pasaba su tiempo, la sala, la cocina, el pasillo e incluso el cuarto de lavado; algo muy curioso e impactante es que más del 90% de los objetos son originales, lo que significa que posiblemente la mayoría de ellos como, sillones, piano, fotografías e incluso dibujos le pertenecieron en algún momento a esa extraordinaria mujer.

Al final del recorrido pudimos socializar y retroalimentarnos con respecto a los pensamientos que tenía cada uno de los integrantes de la movilidad, además de poder escuchar los pensamientos externos que tenían las personas que hicieron el recorrido ajenos a nuestro grupo, pues conocimos a la directora del programa de lenguas de los colegios públicos de todo Richmond.

Ese mismo día en la noche, tuvimos el placer de conocer a un chico de Puerto Rico llamado Diego, el cual nos contó muchas cosas interesantes sobre su país y sobre la cultura que tienen en su isla.
El sábado tuvimos la oportunidad de visitar junto con nuestro nuevo amigo Diego, una discoteca latina llamada Tropicabana, la cual se encontraba a 40 minutos de distancia en bus en las afueras de la ciudad, llegamos cerca de las 10:30 p.m. y tuvimos el placer de interactuar y bailar con distintas personas que se encontraban en el lugar. La música que bailamos y escuchamos pertenecía a varios géneros latinos como: salsa, cumbia, merengue, reggaeton, bachata, entre otros.
Al día siguiente visitamos el James River Park Pipeline Walkway, al cual se accede a través de una estrecha pasarela en la parte de arriba de una antigua tubería que pasa por una gran parte del río James, un lugar idílico donde vimos personas en kayaks navegando, además de la diversa fauna, como patos, garzas, serpientes acuáticas y peces.
Durante el recorrido que hicimos, pudimos observar un puente con bastante historia: The T. Tyler Potterfield Memorial Bridge, Richmond Riverfront, en el cual estaban impresas en el suelo una serie de frases textuales de personas que vivieron la guerra civil estadounidense, una de las que más nos impactó fue: “we may never meet again” The Reverend Moses Hoge to this Second Presbyterian Congregation.
Un dato curioso es que el puente mide aproximadamente 487 metros de largo. Al final del día estuvimos en una reunión para celebrar el cumpleaños de Sophie, una chica que conocimos en el lobby de los dorms. En ese encuentro pudimos compartir con varias personas residentes en Richmond, lo cual nos permitió explorar los diferentes aspectos de lo que ellos consideran diversión.

Maggie Walker fue la mujer que creó el primer banco, en Richmond, para la población afroamericana.
El día martes tuvimos una de las reuniones más cruciales de la investigación, que se planteó con el objetivo de establecer las estructuras del plan estratégico de comunicación, además de las herramientas a utilizar, en la cual se presentó como primera opción la entrevista dirigida a las personas que nos permitirán acceder a informaciones de las diferentes organizaciones culturales seleccionadas.
(*) Artículo de divulgación resultado del proyecto de investigación ‘International Research-Creation Internships and Practice in the Creative and Cultural Industries through a Joint Digital Storytelling Program’, desarrollado por las universidades Santiago de Cali (Colombia) y Virginia Commonwealth (EE.UU), dentro de la convocatoria 100,000 Strong in the Americas, con apoyo de Partners of the Americas, NAFSA, U.S. Department of State y Minciencias.

Donec sollicitudin molestie malesuada. Vestibulum ac diam sit amet quam vehicula

Cras ultricies ligula sed magna dictum porta. Curabitur arcu erat, accumsan id imperdiet et, porttitor at sem. Vivamus magna justo, lacinia eget consectetur sed, convallis at tellus. Donec sollicitudin molestie malesuada. Mauris blandit aliquet elit, eget tincidunt nibh pulvinar a. Pellentesque in ipsum id orci porta dapibus. Vivamus suscipit tortor eget felis porttitor volutpat. Vestibulum ac diam sit ame

Escucha La Radio USC

Artículos relacionados

No se pregunta lo que se sabe

No se pregunta lo que se sabe

No se pregunta lo que se sabe Autor: Pedro Pablo AguileraVengan para hacernos una foto a todos nos volvieron locos, esperando por un sueño, por un sueño roto, esperando por un viejo sueño roto. … Escuchaba a Carlos Varela, de paso se recomiendo vean el video, en su...

Temas ¿Invisibles?

Temas ¿Invisibles?

Temas ¿Invisibles? Autor:  Pedro Pablo Aguilera Hoy estamos dentro de un multiculturalismo que para muchos es una amenaza a la identidad de comunidades. Cada día somos más diferentes a nosotros y más parecidos a los otros. Hoy múltiples tradiciones culturales...

¡Que la fuerza te acompañe!

¡Que la fuerza te acompañe!

¡Que la fuerza te acompañe!  Autor:  Pedro Pablo Aguilera En 1977 se estrenó Star Wars. En ese momento, yo estaba terminando el bachillerato y comenzaba mi etapa universitaria. De alguna forma ilegal que no recuerdo con precisión, aquella película llegó a Cuba y, como...

Inmersión cultural en Richmond

Iniciamos la segunda semana del programa de movilidad entre la USC y la VCU el día miércoles 8 de junio, día en el que se realizó la sustentación del mapeo realizado sobre 3 museos previamente identificados por la profesora Vivian Medina-Messner, docente que apoya el proceso desde la VCU. 

Para realizar el mapeo nos dividimos en parejas interdisciplinarias, quedando los grupos conformados de la siguiente manera: John Vargas (trabajador social) y Mateo Fernández (comunicador social), Carlos Andrés Ortiz (comunicador social) y Valentina Zuluaga (trabajadora social) y, finalmente, Diana Carolina Albornoz (comunicadora social) y Juan Sebastián Agudelo (publicista). 

La caracterización se presentó a la decana de la Facultad de Comunicación y Publicidad, Irene Sofía Romero, y a las profesoras Claudia Bedoya, Carolina Ardila y Vivian Medina-Messner. Durante la socialización se expuso información de cada uno de los museos como: ubicación, horarios, reseña histórica, cuáles son las redes que tienen activas, qué manejo les dan, con qué frecuencia y el tipo de contenido que comparten, entre otros. Asimismo, se acordó la realización del mapeo de un cuarto museo que sería realizado por los 6 integrantes de la movilidad.

Durante el fin de semana los 6 estudiantes realizamos diferentes actividades dentro de las cuales pudimos conocer lugares nuevos de la ciudad, tuvimos la experiencia de tomar el transporte público para movilizarnos, logramos conocer por este medio tiendas locales y también supermercados como Walmart y Krogers. 

De igual manera asistimos el día sábado al festival “¿Qué pasa? Festival”, organizado por The Virginia Hispanic Chamber of Commerce, dentro del cual pudimos conocer nuevos aspectos de la cultura americana, así como también la diversidad en la población hispana que reside en Richmond, Virginia. Ahí notamos una gran influencia de la cultura mexicana en la ciudad, así como también el asombro de los nativos al observar a personas latinas bailando música como salsa, bachata, merengue, incluso ver a personas grabando con sus celulares. Tuvimos la oportunidad de conversar y conocer personas pero también fue un tiempo importante para lograr conocer mejor a cada uno de los integrantes de la presente movilidad. 

Durante la segunda semana de movilidad se realizaron reuniones diarias con la docente Carolina para revisión de complementos sobre los 3 museos iniciales, así como los avances en el mapeo del cuarto museo escogido. Así, el día miércoles, culminamos la semana con la reunión que se realiza con las diferentes docentes a cargo de la investigación y la sustentación pendiente de la última entidad cultural. Adicionalmente, recibimos indicaciones de trabajo a realizar durante la siguiente semana. 

(*) Artículo de divulgación resultado del proyecto de investigación ‘International Research-Creation Internships and Practice in the Creative and Cultural Industries through a Joint Digital Storytelling Program’, desarrollado por las universidades Santiago de Cali (Colombia) y Virginia Commonwealth (EE.UU), dentro de la convocatoria 100,000 Strong in the Americas, con apoyo de Partners of the Americas, NAFSA, U.S. Department of State y Minciencias.