“El arte no tiene lugar, no está para complacer ni para que le guste a nadie”: Luis Felipe Vélez.

“El arte no tiene lugar, no está para complacer ni para que le guste a nadie”

Autora: Sofia Gil | Keidy Salas .

Facultad de Humanidades y Artes

“El performance es una técnica de las artes que utiliza el cuerpo para dar el mensaje; interviene el espacio, independientemente si es público o privado, para manifestar, canalizar o transformar un concepto a través de una acción, específicamente a través del cuerpo”. Así explica el profesor Luis Felipe Vélez lo sucedido el pasado 21 de marzo en la Catedral Primada de Bogotá, cuando un colectivo de encapuchados pertenecientes a la Red de Artistas en Resistencia (RAR) intervino la misa con un performance en el que cuestionaban al país y su supuesta paz.
Vélez (41 años) es licenciado y magíster en Filosofía, especialista en Curaduría y Gestión de exposiciones. Es profesor desde hace quince años en estas asignaturas y tiene el portal de arte y cultura Estonoescrítica.com.

Vélez tiene un canal de YouTube en donde cuenta ‘algo de arte’.(Archivo personal)
En Colombia, ¿el performance ha sido una práctica habitual o es nueva?
El performance llega a Colombia a inicios de los años 80 con María Teresa Hincapié, y a partir de entonces comienzan a aparecer muchos, por lo que ya es una práctica habitual. Es una técnica de las artes que se utiliza tradicionalmente en las academias y en los institutos de arte.
Desde el arte, ¿es lógico y coherente el performance realizado en la catedral de Bogotá?
El mundo del arte tiene dos horizontes de realidad: el performance, dentro del horizonte de la realidad de las artes, sí tiene una importancia y una repercusión; en el horizonte de la realidad, de la fe, de la política, de la cultura, de la sociedad, rompe con lo normal, con lo establecido y, aparentemente, no tendría un fundamento. Esta acción me recuerda la de las Pussy Riot en Rusia, cuando ingresan a la catedral y comienzan a hacer música quejándose de Putin, lo que conlleva a que ellas fueran encarceladas.

Hubo un movimiento de artistas, Madonna y diferentes actores y músicos pedían que las liberaran. Entonces, en el mundo del arte esto se ha hecho ya: personas que ingresan a las catedrales más importantes de sus países para dejar una voz en contra de algo que está pasando.

¿Cree que algo falló en la ejecución de la Catedral Primada?
El performance tiene un elemento muy importante que es el registro, la producción y el montaje. Porque como es un cuerpo que está manifestándose, si no se hace claramente parece un escándalo, una bobada, una bulla o cualquier otra cosa menos una acción plástica. Por lo tanto, lo que pasó en ese momento es que faltó más producción para que las personas presentes en la Iglesia entendieran que era una acción artística. ¿Cómo hacer esto? A través de volantes, de canciones, de poesía, en YouTube, a través de divulgar que va a pasar algo ese día para que haya un precedente de que se va a hacer una acción artística y no se confundan. Hay mucha desinformación respecto de eso, pero en el fondo, a ella (‘Simona’) se la reconoce porque fue la que colocó tinta roja en las paredes de la revista Semana. Ella ya había estado en esas acciones plásticas performativas, denunciando la manera cómo los medios y las instituciones, en este caso la Iglesia, intervienen en el cuerpo o las acciones de las personas, específicamente de la mujer.
Muchos han protestado porque la intervención fue en una iglesia; sin embargo, quienes hicieron el performance dicen que el arte se puede hacer en cualquier lugar.
El arte no tiene lugar, no está para complacer ni para que le guste a nadie. El arte contemporáneo está para señalar, juzgar, criticar, reflexionar, analizar, cuestionar. Un arte acomodado, un arte dócil, un arte que se acopla a las instituciones de las personas, no es un arte útil, no es un arte que piense lo real. El arte piensa la realidad, la cuestiona, la transforma. Más allá de la apariencia de la técnica, debe plantear formas en las cuales su mensaje sea claro. Así que el arte no tiene lugar, el mensaje debe darse independientemente de este, sea en una iglesia o en el palacio de gobierno.
¿Por qué este performance se ha considerado un acto politizado e ilegal y no un acto artístico?
Lo que pasa es que estamos en elecciones y siempre va a haber mucho sabotaje de parte de la derecha, bombas que se autoimpone, de gente que hace cosas para perjudicar a los otros candidatos. Esto es algo tradicional en la historia política de Colombia; hace 60 años, cuando ocurrió el Bogotazo, se acusaba a los liberales de ser antirreligiosos porque quemaron muchas iglesias, ya que estas representaban al partido conservador. Entonces aquí hay una cosa política de fondo, la Iglesia representa algo y las acciones independientes representan otra cosa. En el marco de la política, esto va a ser muy determinante pues se va a leer desde diversas perspectivas.

¿La paz del país del sagrado corazón?
¿o del desangrado corazón?
desangrado por siglos de violencia sistemática y estructural”, un fragmento del manifiesto Paz (Tomado de: Manifiestas)
¿Considera que este acto debe ser penalizado?
No considero que deba ser penalizado porque se realizó en un lugar público. Cualquiera puede entrar ahí y manifestar públicamente su deseo, su intención, sin pegarle ni robarle a nadie; no se están quemando las sillas, no se está botando el agua bendita. Solamente se manifestó algo, no constituye una falta punible.
¿Qué es la Red de Artistas en Resistencia (RAR)?
El colectivo surge para poder generar ideas y reflexiones anti académicas; de esta manera convergen todas las técnicas, las teorías, las formas y se legalizan las acciones plásticas dentro de la academia. La RAR también busca desde este espacio de enunciación, hablar y mirar un poco más allá, planteando una contrapropuesta a las formas como la academia dice que se deben hacer las cosas; entonces se toman elementos de la academia para criticar o contraponerse frente a lo normativo o a lo institucional. Nos hablan precisamente de la forma cómo diferentes colectivos y grupos artísticos se unen en torno a una idea para pensarla, transformarla más allá de los espacios académicos y de las individualidades.
¿Colombia busca silenciar cualquier expresión artística que la cuestione?
Colombia es un país que institucional y políticamente ha silenciado diferentes formas y manifestaciones artísticas, porque necesita mantener un establecimiento a través de la imagen y el conocimiento. Si yo manipulo la conciencia de las personas a través de la imagen, resulta más sencillo inventar un discurso. Pero si la gente piensa por sí misma y sabe que ese discurso es una mentira, va a poder construir nuevos discursos que critiquen lo formal. Las artes siempre lo han hecho a través de la literatura, de la cultura; pero en Colombia ha sido muy difícil, es un país moralista, machista, católico y solapado. Aquí se esconde lo que la gente piensa, y cuando va a querer decir algo tiene miedo de cómo piensa. Por lo tanto, hay gente que se mantiene oprimida y cuando ve que otras personas se manifiestan, cambian y transforman su realidad, se molestan. El arte rompe estos ciclos históricos y su trabajo es enfrentarse a ellos.
¿Es el arte un medio para conocer nuestras diferencias y aceptarlas?
Sí, el arte posibilita entender quiénes somos y quiénes son los demás. Así como nosotros tenemos un papel, el arte nos ayuda a entender que los demás también tienen su propio papel y que podemos coexistir a través de las ideas, los pensamientos, las reflexiones, las emociones y los sentimientos. A partir de todos estos elementos nosotros aprendemos a conocernos y a entender que somos parte de algo mayor, lo que contribuye a nuestro autoconocimiento y la determinación de la identidad.
Cuando el arte es bello es aceptado, pero cuando se cuestiona es rechazado. ¿La validez del arte en esta sociedad está basada más en la estética que en la intención del autor?
Hay arte bello que también cuestiona el régimen y que es rechazado porque, en el fondo, lo que importa en el arte es el mensaje. Si el mensaje es cuestionador o crítico va a ser rechazado, no importa cómo se venda. Entonces, si la imagen está equilibrada, armoniosa, amigable, el mensaje va a llegar mucho más claramente. Una cosa no niega a la otra. Por ejemplo, hay grupos poblacionales que han sido muy educados en la imagen, creen que esta tiene valores exactos y específicos desde los cuales se debe leer. Eso es un problema de la formación y conocimiento de las artes que tenemos, porque a los colombianos no nos forman en las artes. En otros países, las escuelas públicas tienen academias de música, mientras aquí las escuelas públicas tienen dos palos de madera que se llaman clave. Una cosa es educar artísticamente en una técnica, y otra es buscar educar la estética, pues esto es educar la sensibilidad, que es un proyecto más largo.
¿Dónde comienza la libertad de expresión y dónde termina el derecho a la libertad de culto?
La libertad de expresión comienza cuando la constitución me lo permite, pues en Colombia la libertad de expresión es muy diferente a Corea del Norte, por ejemplo. Así que esa libertad de expresión comienza cuando la ley permite manifestarnos. La libertad de culto también está permitida, lo que pasa es que esa libertad de expresión está interviniendo o intercediendo plenamente con la libertad de culto. Sin embargo, esas personas intervinieron en un momento de la misa en que hay una pausa para la paz; ellos no interrumpieron al padre, ellos dejaron ejercer la libertad de culto.
Por lo tanto, pusieron su libertad de expresión permitiendo que los demás tuvieran su libertad de culto, después de que ‘terminaron’ su manifiesto, la misa continuó.

No considero que deba ser penalizado porque se realizó en un lugar público.

Cualquiera puede entrar ahí y manifestar públicamente su deseo, su intención, sin pegarle ni robarle a nadie; no se están quemando las sillas, no se está botando el agua bendita. Solamente se manifestó algo, no constituye una falta punible.

Escucha La Radio USC

Artículos relacionados

No se pregunta lo que se sabe

No se pregunta lo que se sabe

No se pregunta lo que se sabe Autor: Pedro Pablo AguileraVengan para hacernos una foto a todos nos volvieron locos, esperando por un sueño, por un sueño roto, esperando por un viejo sueño roto. … Escuchaba a Carlos Varela, de paso se recomiendo vean el video, en su...

Temas ¿Invisibles?

Temas ¿Invisibles?

Temas ¿Invisibles? Autor:  Pedro Pablo Aguilera Hoy estamos dentro de un multiculturalismo que para muchos es una amenaza a la identidad de comunidades. Cada día somos más diferentes a nosotros y más parecidos a los otros. Hoy múltiples tradiciones culturales...

¡Que la fuerza te acompañe!

¡Que la fuerza te acompañe!

¡Que la fuerza te acompañe!  Autor:  Pedro Pablo Aguilera En 1977 se estrenó Star Wars. En ese momento, yo estaba terminando el bachillerato y comenzaba mi etapa universitaria. De alguna forma ilegal que no recuerdo con precisión, aquella película llegó a Cuba y, como...